Círculo Espiritual Podemos: «Queremos romper con el cliché de que la espiritualidad es de gente de derechas»

José Antonio Vázquez y Estefanía Fernández, son portavoces del Círculo de Espiritualidad Podemos, que este sábado celebra su I Encuentro en la Parroquia de Santo Tomás de Villanueva de Madrid. Como representantes de este círculo, opinan que Juan Carlos Monedero y los otros líderes de Podemos creen que la espiritualidad tiene que estar presente en el cambio social. Pero que, si ganara Podemos, lo más urgente es lo más ético: le pedirían, lo primero, que pararan los deshaucios.

El título del encuentro es muy sugerente e intenso: ¿Qué aporta la espiritualidad a la construcción de una sociedad plenamente laica, justa y democrática? ¿Qué queréis decir?

(J. A. Vázquez) Queremos proponer una reflexión colectiva invitando a personas de diversas sensibilidades, para debatir qué puede aportarnos eso que llamamos espiritualidad. Hay gente que a lo mejor lo llamaría ética, porque la espiritualidad son valores. Para que una sociedad sea democrática no basta sólo que tenga unos mecanismos, sino que tiene que tener un aporte de cultura y una moral.

(E. Fernández) Este sustento espiritual creemos que no es sólo un monopolio de las religiones: todas las personas, aunque no tengan creencias, tienen una espiritualidad muy valiosa para construir sociedad. En el círculo hay gente que se siente espiritual pero que no está asociada a una religión determinada.

Lo que pasa es que en esta sociedad hemos circunscrito los términos. Sociedad laica, sociedad no religiosa… y un vacío de espiritualidad fuera de lo religioso. ¿Cómo lucháis contra esos conceptos desde un mundo que, en principio, podría parecer ajeno a ellos, como es el de la política? ¿Cómo lucháis por esa motivación religiosa desde el mundo del activismo?

(E. Fernández) La verdad es que el grupo, el círculo que hemos formado, es en sí mismo un encuentro: cada uno provenimos de una experiencia pero cada parte escucha a las otras poniendo en común las cosas que vive, siente y ve. No es tan difícil y nos convence de que realmente la espiritualidad aporta muchas cosas. La vida se construye de otra manera cuando se tiene en cuenta lo profundo.

Incluso para construir lo político.

(E. Fernández) Pensamos que una política que no tenga espiritualidad, no tenga esa perspectiva en su base, no valdrá para construir un mundo mejor.

(J. A. Vázquez) La razón de nacer del círculo era esa, aportar esa perspectiva. Manifestar de alguna manera que el cambio social que propone gran parte de la sociedad y que Podemos representa no sería un cambio integral, humanizador en plenitud, si no incluye ese mundo de los valores. El Círculo quiero ir por ahí, siendo una experiencia, también, de cómo el pluralismo es posible. A veces hay que, de alguna forma, trascender el lenguaje y aprender la empatía. El político tiene que ponerse en el lugar de los otros. A veces las palabras son fuente de sufrimiento y la espiritualidad es un camino para ir más allá del lenguaje, a un lugar común donde los clichés estén superados.

En un país en el que permanece la dinámica de los clericales contra los anticlericales y viceversa, cuando para el sector más ortodoxo de lo eclesiástico los anticlericales ya están en el PSOE e IU, a Podemos se le considera todavía un paso más allá. ¿Cómo convencerles de que Podemos no es un partido que vaya a quemar iglesias mañana? Y, al revés, ¿cómo os sentís siendo la corriente espiritual de un entramado que tiene fama de querer acabar con lo eclesial?

(E. Fernández) Nosotros nos sentimos parte de Podemos y no vamos a quemar iglesias ni estaríamos nunca a favor de ningún movimiento radical que atentara contra los derechos de los demás. Es un derecho que la gente tenga su espiritualidad o profese su religión. La que quiera. Creemos que lo que tiene que defender un partido político es que cada cual vida acorde a lo que sienta o piense, a su libertad religiosa. Que nadie limite esos derechos de expresión.

(J. A. Vázquez) Quizá también uno de los mensajes que nuestro Círculo intenta dar es el de romper con el estereotipo de que la espiritualidad está conectada con una orientación política «de derechas». Ese vínculo todavía lo establece mucha gente. Hemos recibido todo el apoyo dentro del movimiento para abrirnos de forma inclusiva a la espiritualidad, la trascendencia… ; para hablar de un cambio que va mucho más allá de lo estructural. Eso está en el discurso de Juan Carlos Monedero, en la visión política de otros líderes de Podemos.

¿Cómo creéis que os están calificando las distintas estructuras eclesiásticas? Una cosa es poder vivir cada uno su espiritualidad abiertamente en una sociedad donde se planteen los valores en los que se crean y otra la estructura de las grandes religiones, que ya existe. ¿Cuáles son los síntomas? ¿Acercamiento o lejanía?

(E. Fernández) Creo que hay variedad en las reacciones. En mi ambiente, por lo menos, que es un entorno cristiano, hay gente que está con la expectativa, que tiene esperanza, que quiere ver en Podemos una manera de cambiar las cosas. Pero también hay gente que permanece reacia, que el discurso que ahora prima en la calle es el de los grandes partidos políticos, que han asustado a la población con la «ola» de Podemos, que parece que les va a quitar privilegios. Yo tengo muchos amigos que están asustados por las exageraciones que se divulgan sobre Podemos y Venezuela.

¿Y en el ámbito más concreto de lo religioso? Porque las personas de a pie podremos votar a quien queramos, tener esperanza o no. Pero dentro de la estructura lo que más os toca es el sector de lo espiritual. ¿Cómo os sentís siendo la pata que parece menos importante dentro de Podemos pero cuya propuesta va dirigida a un sector más concreto? Os tocan los privilegiados de la Iglesia, los profesores de religión, las inmatriculaciones de los bienes, etc…

(E. Fernández) Son reacciones a las que tenemos que hacer frente, pero todavía muchas cosas se están debatiendo.

(J. A. Vázquez) Estamos en un momento diferente, en el que Podemos tiene que transformar. Uno de nuestros intereses más auténticos es aportar a este debate una línea lo más justa y respetuosa con la conciencia de todos, al margen de dogmatismos ni autoritarismo. Desde luego, Podemos propone cambios sobre todo necesarios, pero hay que hacer que sean respetuosos además de justos.

Con la figura de Tarancón, la Iglesia en la Transición fue un motor que ayudó a dar el paso de la dictadura a la democracia. Sin embargo, la Iglesia institucional de los últimos años no es que precisamente nos haya dado mucha árnica a los que defendemos otro tipo de propuestas sociales. ¿Está preparada la Iglesia Católica para un cambio así?

(J. A. Vázquez) Primero creo que hay que reconocer a la Iglesia que quizá sea la única institución en la que se planteó, con el Concilio Vaticano II, una transformación desde dentro y global. A partir de ahí, ha habido actuaciones muy positivas, no sólo la de Tarancón. Más allá de la Iglesia institucional, es enorme la labor que la Iglesia ha hecho; incluso también la institucional. Es verdad que hemos tenido, como dicen los teólogos, un período de invierno, pero estamos muy ilusionados con el giro que se está viendo surgir a través de el Papa Francisco.

Tenemos un papa al que algunos tildan de marxista y muchísimas otras cosas pero que nadie puede negar que es un papa valiente que conoce lo que sucede. Y que entusiasma a todos, sean de izquierdas o derechas. Es más, está construyendo una sociedad más inclusiva con las otras confesiones o los no creyentes.

(J. A. Vázquez) Efectivamente, es el mejor referente que tenemos en la Iglesia, aunque por la inercia de ésta, habría que seguir haciendo muchas cosas además de las que haga Francisco. También esto es un signo de los tiempos, de las novedades: que haya gente comprometida tanto con la espiritualidad como con el cambio social y que tengamos un papa de otra manera, que plantea un cambio interior y al tiempo global. Nosotros ponemos mucho peso en la pluralidad, en el respeto a la diferencia, en la no-violencia pero también en la realidad de los cambios que se pueden hacer en esta democracia. Tenemos que hacer acopio de valores porque sin ellos no podremos reconstruir la democracia. Creo que, por eso, vamos más o menos en la misma dirección de el papa.

…Justicia, democracia, libertad, laicidad, son muy propias de una mirada auténtica al Evangelio. Hablemos del Encuentro del día 11 de abril en la Parroquia de Santo Tomás de Villanueva, que como ya hemos dicho está en una calle cercana a la estación de Metro de Alto del Arenal.

(E. Fernández) Está en Vallecas. También hay autobuses que dejan muy cerca, en la zona de Palomeras. Es una parroquia que nos ha acogido con mucha alegría, sin reticencias por el signo político de grupo. Les ha parecido que el Encuentro es valioso como oportunidad de escucha y reflexión, donde poder hacer propuestas para la mejora de la sociedad y el crecimiento individual.

Nos habéis traído el cartel con los temas que habéis preparado para el Encuentro. Contadnos un poco. Habrá participantes de muy alto nivel -estoy viendo el nombre de algún bloguero de Religión Digital: Pikaza, Arregui, Emma Martínez- y también estará Juan Carlos Monedero, como figura, aunque polémica, muy importante para Podemos y para la actualidad mediática. ¿Qué pretendéis con este programa y estos participantes?

(E. Fernández) Los primeros encuentros que tuvimos como Círculo los dedicamos a construir entre todos una base que nos definiera, unos principios que perseguir. Entonces elaboramos una carta fundacional y de ella es de la que hemos extraído los temas que vamos a trabajar en el Encuentro: el respeto y cuidado de la calidad de vida, la justicia social y económica, la ecología, la democracia no-violenta y pacífica, la educación, las religiones y la sociedad y la espiritualidad, la conciencia y la subjetividad. Se trata de reflejar las diferentes inquietudes, porque en el Círculo ya hemos mencionado que no sólo hay personas cristianas, sino de otras religiones o no creyentes. Pretendemos hacer cabida a las diferentes comunidades y espiritualidades. Que todo el que vaya se siente conectado con algo.

Hay teólogos católicos, evangélicos, budistas… Incluso una de las intervenciones abordará a los sufíes. Creo que también conozco a Alicia Martínez…

(J. A. Vázquez) Alicia es una bióloga andaluza, una persona fantástica muy centrada en la espiritualidad del silencio.

Buena falta nos hace escuchar más en nuestro día a día, por supuesto.

(J. A. Vázquez) Quizá es importante destacar que el encuentro es abierto, quienes colaboran no son en absoluto de Podemos pero tienen la inquietud de crear ese espacio de debate social. Consideramos que son personas que pueden aportar algo a la asamblea pero luego nos dividiremos en grupos de trabajo donde todos participaremos. Todo el mundo podrá, y no hay que ser de Podemos para ir, sino tener inquietudes cívicas. Es un instrumento para la sociedad, para encontrarnos y crear un ámbito intelectual, de reflexión, pero también más contemplativo, de meditación. Se va e intentar que haya un clima especialmente respetuoso: cada grupo tendrá un facilitador, encargado de que todas las actitudes expresen los valores de la espiritualidad: respeto, tranquilidad y colaboración.

¿Y qué saldrá de ese congreso?

(E. Fernández) Lo que queremos es, en principio, sacar propuestas que todos queramos hacer a Podemos. Concretar qué cosas, como sociedad y como Círculo, podemos decirle al partido que habría que cambiar para mejorar esta sociedad que tiene estrategias que no funcionan. Construir eso entre todos, siendo los «facilitadores» quienes vayan dando cuerpo a la diversidad de visiones del grupo de trabajo.

(J. A. Vázquez) Lo que vamos a sacar también es la huella de la experiencia, interesante por sí misma. Vamos a encontrarnos con gente muy variada y cada uno va a llevarse una transformación después de participar, así como va a dejar una huella. Ya sólo por eso puede ser algo valioso para las personas que vayan. Y, además, como Círculo, vamos a sacar una serie de reflexiones sociales que vamos a aportar al movimiento político de Podemos. Incluso a la construcción del programa, que abarca estos debates.

Fani y José Antonio, vamos a hacer un ejercicio de «futurología»: imaginad que el año que viene, cuando se hayan celebrado las elecciones generales, Podemos hubiera alcanzado la mayoría suficiente para gobernar. ¿Qué os gustaría que, en lo tocante a a espiritualidad, hubiera estado reflejado en el programa y, sobre todo, en las políticas del después?

(J. A. Vázquez) Tendríamos que debatir qué cosas concretas querríamos que se reflejasen, más que nada porque para mí lo importante, más que nada, hoy por hoy es que aparezca esa inquietud. Este partido, que ha trabajado unos documentos éticos, le da mucha importancia a ese aspecto. El elemento de los valores tiene que impregnar todas las propuestas políticas. A mí, realmente, lo que más me gustaría es que, si ganara Podemos, lo primero que pararan fueran los desahucios. Sería lo más espiritual que se podría hacer ahora. Porque lo importante son los valores. Que aparezcan en las leyes, dentro de la educación y sean el elemento fundamental de los demás ámbitos sociales, para que tuviéramos una sociedad en la que fueran atendidas todas las dimensiones del ser humano, incluida la espiritualidad. Esto es algo novedoso.

Y arriesgado, porque es cierto que no hay ejemplos en otros partidos.

(J. A. Vázquez) Pero quizás, como algunos teólogos dicen, estamos en un tiempo nuevo, un tiempo-eje en el que, de alguna manera, Podemos puede ser el instrumento. De momento no hay otros, aunque a lo mejor los habrá. Podemos puede permitir que esa nueva sensibilidad se plasme, y ahí estamos nosotros para intentarlo. Dentro de Podemos, hemos encontrado mucha receptividad en las personas que más peso tienen. Mucho interés porque eso se haga presente en el programa y en las acciones políticas.

Siempre en las épocas de crisis parece que la espiritualidad y la creatividad soplan de una forma fuerte. En el orbe católico tenemos a gente como Francisco, y a otras muchas, como son ejemplo vuestras biografías personales. Vuestro compromiso ahora es más público pero ya existía. ¿Qué aporta la espiritualidad a una sociedad plenamente laica, justa y democrática? es el tema sobre el que ambiciona debatir el I Encuentro Podemos Espiritualidad, que empieza a las diez de la mañana el 11 de abril.

(J. A. Vázquez) Le pedimos a la gente que vaya antes, para organizar las inscripciones tranquilamente.

(E. Fernández) Lo ideal sería la inscripción previa, vía Internet, que ya hemos abierto.

Eso está en podemosespiritualidadprogresista.wordpress.com, que es un blog que habéis creado para que la gente pueda inscribirse. A través de Internet también se puede ver lo que el programa propone.

(E. Fernández) Quien no se haya inscrito, puede ir. Simplemente recomendamos que vaya antes, para rellenar el formulario cómodamente y recibir los materiales.

No se lo pierdan si están por Madrid. Yo creo que es importante para este momento de cambio. Si no participamos en estas cosas, tendremos menos derecho a quejarnos de que no vayan como deseamos. No sé, pero dentro de nuestra situación socio-política, en España tenemos la oportunidad, casi inédita en lo religioso, de pronunciarnos, de ofrecer nuestra opinión en libertad y de construir la sociedad con los valores que queremos.

(J. A. Vázquez) Creo que es un buen momento sobre todo para profundizar en el espíritu, en los signos de estos tiempos. Me parece que pocas veces va a ser posible escuchar a un lama tibetano, a intelectuales como Emilio Carrillo, Pikaza, Arregui, que están en esta dirección de abrir el paradigma cultural y político. Es una oportunidad para todos, al margen de su cercanía a Podemos. Haremos reflexión sin sectarismo. Garantizamos que habrá respeto y muchísimo diálogo. Que sea lúdico y todo el mundo sienta que puede aportar su punto de vista.

Muchísimas gracias a los dos, muy buena suerte y esperemos que nos lo contéis o podamos nosotros contarlo. Si el tiempo nos lo permite, participaremos, porque nos sentimos invitados, por la importancia del Encuentro, en el que perseguir la escucha ya es un triunfo por el que os tenemos que dar ya la enhorabuena.

Otros titulares:

-Todas las personas, aunque no estén asociadas a ninguna religión, tienen una espiritualidad muy valiosa para construir sociedad.

-A veces las palabras son fuente de sufrimiento y la espiritualidad puede ser un camino para ir más allá de ellas.

-Hay que reconocer a la Iglesia que quizá sea la única institución en la que se planteó, con el Concilio Vaticano II, una transformación desde dentro y global.

-Algunos ponentes del Encuentro del 11 de abril serán blogueros de RD: Xabier Pikaza, Arregui, Emma Martínez.

-Más que pedirle cosas concretas a Podemos, nos parece que lo importante es que el programa refleje la inquietud espiritual y ética.

-Algunos teólogos dicen que estamos en un tiempo-eje, realmente novedoso.


Podemos organiza un encuentro sobre espiritualidad en una parroquia de Madrid

Miguel Muñoz en Cuarto Poder

Los círculos de Podemos continúan trabajando de forma descentralizada en todo el Estado español. Realizando sus propias actividades o asambleas, proponiendo ideas y difundiendo los mensajes del partido. Cada uno, en su ámbito territorial o especialidad temática. Entre los centenares de círculos creados en poco más de un año se encuentra el Círculo Podemos Espiritualidad Progresista. Tras presentarse en sociedad hace unos meses, ha organizado un primer Encuentro sobre Espiritualidad para el próximo sábado 11 de abril. El lugar elegido, la Parroquia de Santo Tomás de Villanueva, al sur de Madrid. Bajo el nombre de “¿Qué aporta la espiritualidad a la construcción de una sociedad plenamente laica, justa y democrática?” se sucederán desde sonidos de cuencos tibetanos o silencios meditativos hasta debates protagonizados entre otros por teólogos, pastores religiosos o una “discípula del silencio”. Esas mesas redondas, en las que también participará Juan Carlos Monedero, secretario de proceso constituyente de Podemos, intentarán dar respuesta a la pregunta del título del evento.

En la carta fundacional de este círculo señalan que “la espiritualidad no es monopolio de las religiones, sino una dimensión de lo humano”. “Es la capacidad de dialogar con lo profundo, escuchar la llamada del corazón, que nos lleva a reconocer el aspecto sagrado del ser humano y de toda forma de vida y trascender nuestra realidad más inmediata”, continúa la definición. Además, añaden que “la espiritualidad es también un instrumento de progreso, transformación y movilización social en orden a unos cambios profundos en la sociedad que supongan más justicia para todos, especialmente para los marginados y los humillados”. Entre los fines del Círculo, en relación al modelo de Estado, para no dejar lugar a dudas, se encuentra el “abogar por un Estado laico en el que ninguna religión ni ideología sea privilegiada sobre las demás y en el que todas sean debidamente respetadas”.

Entre los objetivos de este encuentro, desde la organización esperan “una jornada de convivencia y diálogo entre distintas culturas espirituales, religiones, filosofías y creencias, desde una espiritualidad plural, inclusiva, que haga posible la unidad en la diversidad”. Por ello, tratarán de “exponer y difundir los valores que aporta la espiritualidad a la construcción de una sociedad nueva fundada en la Declaración Universal de los DDHH y los valores más progresistas de la Carta de la Tierra”. Entre esos valores destacan el “respeto y cuidado de la comunidad de la vida”, la “integridad ecológica”, la “justicia social y económica” y la “democracia, no violencia y paz”.

También pretenden que sea un espacio de actuación conjunta para participar en el proceso social y político del país porque “otra democracia y otra política es posible”. “Lo que proponemos es vivir la espiritualidad unida al compromiso con la ética y la justicia, en particular con los más desfavorecidos y empobrecidos, promoviendo acciones políticas que potencien al ser humano de modo integral”, explican.

Uno de los portavoces e impulsores de este círculo y del encuentro es José Antonio Vázquez, cuya nombre saltó a los medios hace unos meses al anunciar su candidatura al Consejo Ciudadano Estatal de Podemos, algo que no consiguió. Vázquez llevaba 17 años en el Monasterio de Santa María de la Huerta (Soria) y dejó el hábito para participar en Podemos. En una reciente entrevista concedida al medio Religión Digital señalaba algunas de las razones de su vinculación con Podemos.“A veces tenemos unos clichés, referidos a que la espiritualidad está vinculada a determinadas opciones políticas. Tradicionalmente se ha vinculado a opciones de derechas. Quizás la novedad es que en Podemos nos sentimos muy cómodos, es un movimiento que se abre a la subjetividad, la conciencia y la espiritualidad, con un cambio que no sólo es estructural sino que va mucho más allá. Eso está en el discurso de Monedero y otros líderes de Podemos”.

El hecho de que el lugar elegido sea una parroquia de una religión en concreto no parece ser un problema. “Es una parroquia que nos ha acogido con mucha alegría, les daba lo mismo el signo político de quienes organizamos el encuentro. Les ha parecido valioso y una oportunidad para escucharse”, destaca Estefanía Fernández, otra de los portavoces de este círculo en esa misma entrevista.

Actividades intelectuales, lúdicas y de meditación

El programa del encuentro comienza a las 9:00 con la recepción de asistentes y entrega del material. Del acto de apertura se encargarán los propios Vázquez y Fernández, el propio Monedero y Luis Ángel Aguilar, integrante del Consejo Ciudadano estatal y encargado del Área de Laicidad y Libertad de Conciencia. A las 10:10 tendrá lugar una actividad denominada “sonido de cuencos tibetanos y silencio meditativo”. Tras la meditación, la primera Mesa Redonda para debatir la pregunta del título del evento. Los ponentes son: Emilio Carrillo Benito, economista y escritor; Emma Martínez Ocaña, teóloga y psicoterapeuta; Lama Rinchen Gyaltsen. maestro budista y Licenciado en Arte y Psicología; Nazanín Armanian, politóloga; Juan Larios, teólogo y pastor de la Iglesia Reformada Episcopal; José Arregi Olaizola, teólogo y escritor y Margarita Pintos DeCea-Naharro, teóloga y Presidenta Asociación de Diálogo Interreligioso de Madrid (ADIM). Tras el debate, una pausa para la creación de grupos de diálogo y reflexión y posteriormente una hora de actividades lúdicas como Danzas, Tai Chi, Yoga, cantos o meditar en silencio.

La segunda Mesa Redonda, a las 16:00, estará protagonizada por Xabier Pikaza Ibarrondo, tlogo y Biblista; Marta Mardía Herrero Gil, escritora y sufí; Jacobo Rivero, periodista y escritor, Juan Carlos Monedero; Alfredo Abad Heras, pastor de la Iglesia evangélica y secretario general IEE; Alicia Martínez Martínez, Discípula del Silencio; Gopala, coordinador del centro de yoga Sivananda España. Tras una nueva sesión de los grupos de diálogo, a las 20:00 se clausurará el evento con diferentes actuaciones musicales. Cualquier persona puede inscribirse gratuitamente en la web del Círculo para poder asistir el sábado.

Es un encuentro abierto. Muchas de las personas que participan no son en absoluto de Podemos, pero hemos creado un espacio para debatir entre todas (…) Es un instrumento para la ciudadanía de encontrarnos, con un ámbito intelectual, un ámbito lúdico y otro profundo, de meditación o contemplación. Se va a tratar de que haya un clima especialmente respetuoso y tranquilo”, destacaba Vázquez en la entrevista señalada.

circulo Podemos espiritualidad cartel

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...