Cinzia Arruzza: «Es vergonzoso que algunas feministas defiendan la prohibición del velo»

La profesora de Filosofía en la New School for Social Research de Nueva York y autora del libro ‘Las sin parte: matrimonios y divorcios entre marxismo y feminismo’ arremete contra la prohibición de la vestimenta de las musulmanas.Defiende que la lucha contra el capitalismo es una condición necesaria para acabar con la opresión de género.

¿Qué piensas sobre el debate que se ha abierto en torno a la vestimenta de las mujeres musulmanas?

Honestamente, creo que el hecho de que algunas feministas estén defendiendo la prohibición del “burkini” en la playa es uno de los momentos más bajos para el feminismo, una vergüenza. De ninguna manera, obligar a las mujeres a desvestirse en las playas puede ser algo que las libere. No sé cómo puede defenderse esto desde un punto de vista feminista. Estamos viendo imágenes vergonzosas, con policías totalmente equipados y armados obligando a mujeres a desvestirse en una playa y a un montón de gente alrededor asintiendo y aprobando esta conducta. Es la imagen más bochornosa que he visto en años.

El hecho de considerar que hay opresión en que una mujer vista un niqab o un velo merece una reflexión más profunda de la que se está haciendo, porque depende del contexto. Porque ¿qué pasa si hablamos de llevar un velo en Francia donde la reafirmación de la identidad existe como respuesta a la islamofobia? Aquí es incluso un acto político.

Incluso si de verdad hubiera una opresión en el hecho de vestir un burkini en la playa, la resistencia tiene que partir de estas mujeres y no de la policía. Y tienen que encontrar solidaridad en nosotras. Tenemos que ser hermanas.

La islamofobia es de lo más preocupante que está ocurriendo en Europa y también aquí hay una conexión con el capitalismo. La interpretación de la religión musulmana, la radicalización que ha ocurrido en países musulmanes y europeos, ha sido el resultado de la opresión de las últimas décadas. La imposición del velo es un fenómeno relativamente reciente y tiene que ver con el desarrollo del capitalismo, con la resistencia de estos países a este sistema.

En Europa, la conexión entre islamofobia y austeridad es clara. Hubo una simultaneidad entre el deterioro de las condiciones de vida de los europeos, con los recortes en educación o sanidad, y el aumento de la inmigración de gente musulmana que llegaba huyendo de los bombardeos. El hecho de que estos procesos ocurrieran al mismo tiempo crea claramente el desastre que vivimos y el rechazo a los inmigrantes, así que los musulmanes son víctimas por partida doble. Son víctimas de la austeridad y víctimas principales de los ataques del ISIS. No hay comparación, ni si quiera numérica, entre las muertes que se están produciendo en Occidente y las que hay en los países musulmanes.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...