Cinco muertos en choques entre cristianos y musulmanes en Egipto

La violencia sectaria vuelve a sangrar una zona rural de Egipto. Al menos cinco personas han muerto y otras ocho han resultado heridas este sábado en los choques entre musulmanes y cristianos que estallaron anoche en una iglesia de una provincia del norte de El Cairo.

Como en ocasiones anteriores, la causa del rifirrafe aún permanece en sombras. Según la agencia estatal de noticias Mena, unos adolescentes cristianos coptos garabatearon anoche con frases ofensivas la tapia de un instituto propiedad de Al Azhar (la institución más prestigiosa del mundo suní con sede en El Cairo) en el pueblo de Al Huzuz, en la provincia de Al Qaliubiya. Sin embargo, habitantes de la zona relataron al diario estatal 'Al Ahram' que los enfrentamientos surgieron por una disputa entre dos familias cristiana y musulmana.

A última hora de ayer miembros de las dos comunidades abrieron fuego e inauguraron unos disturbios que se han prologando hasta la mañana de este sábado. El saldo de fallecidos por disparos de bala asciende a cuatro coptos y un musulmán. Los heridos han sido trasladados a hospitales cercanos. No obstante, un cura local ha asegurado que hay ocho muertos, cuatro de los cuales son cristianos.

Fuentes del Ministerio del Interior han apuntado que 15 personas han sido arrestadas acusadas de instigar la violencia y el odio sectario. La policía protege la iglesia Mar Girgis donde se registró el tiroteo y ha evitado además que un grupo prendiera fuego a una vivienda propiedad de un cristiano. La justicia ha abierto una investigación para esclarecer los hechos.

Estos enfrentamientos son el enésimo capítulo de los brotes de violencia sectaria que golpean al país más poblado del mundo árabe, donde alrededor del 10% de su población profesa el credo ortodoxo copto. Presentes durante la dictadura de Hosni Mubarak, la inestabilidad política y la falta de seguridad han recrudecido los incidentes.

Rencillas familiares

A menudo la ira entre vecinos musulmanes y cristianos de áreas rurales o arrabales de las grandes ciudades es producto de rumores. El escandaloso amor entre un cristiano y una musulmana, la desaparición de una joven o el supuesto cautiverio en una iglesia de una cristiana convertida al islam -sumada a rencillas familiares- incendian la convivencia y animan unos enfrentamientos que arrasan comercios, llegan a segar vidas y terminan con la expulsión de los presuntos culpables, casi siempre cristianos.

El cese de hostilidades se deja en manos de los líderes locales, que dictan justicia fuera de los cauces legales para restaurar el orden y sellar la paz. Ishaq Ibrahim, investigador de la ONG Iniciativa Egipcia para los Derechos Personales, considera que los brotes sectarios y la búsqueda de soluciones alternativas a la justicia estatal reflejan "la perpetuación de las políticas de la era Mubarak que obligan a las víctimas de los ataques sectarios a aceptar las clausulas de procesos de reconciliación ilegales que suponen renunciar a sus derechos y aceptar abusos como abandonar sus hogares o ser expulsados de sus ciudades en lugar de lograr la protección y la ayuda legal de las autoridades".

"Es una vergüenza que los poderes ejecutivos y legislativos proporcionen cobertura legal a crímenes que castigan a las víctimas y absuelven a los atacantes", agrega Ibrahim. El patrón se repite: Los disturbios terminan sobre la mesa de un consejo de patriarcas, compuesto en su mayoría por jeques musulmanes y líderes radicales y con una reducida representación de representantes cristianos, que acuerdan una drástica solución a la crisis. Igual que la policía apenas interviene en sofocar los altercados, las instancias judiciales y políticas callan ante "la injusticia". "No trabajan para restaurar el imperio de la ley por lo que se vuelven cómplices", zanja Ibrahim.

Violencia cristianos musulmanes Egipto

Violencia cristianos musulmanes Egipto

Archivos de imagen relacionados

  • Violencia cristianos musulmanes Egipto
  • Violencia cristianos musulmanes Egipto
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...