Cinco momentos en que la Biblia pesó más que la ciencia en Colombia

¿Los argumentos religiosos quieren superar a los argumentos científicos a la hora de tomar decisiones sobre las vidas de los colombianos? La ordenanza de la Asamblea Departamental de Antioquia que cita pasajes bíblicos suscitó un debate en redes sociales, pero no es la primera vez que algo así sucede.

El día de ayer, el ojo del huracán se posó sobre el gobernador de Antioquia, Luis Pérez, por un proyecto de ordenanza de la Asamblea Departamental de Antioquia, “por el cual se adopta la política antienvejecimiento”, que empezaba citando las historias bíblicas de Matusalén, Noé y Moisés.

Más allá del episodio, Colombia es un estado laico desde la Constitución de 1991. Esto significa que la política pública no debería tomar como fundamento la Biblia, así como no se basa en el Corán y otros libros igual de sagrados e importantes para las culturas del mundo.

A la luz de este episodio, cabe hacerse una pregunta: ¿Los argumentos religiosos están superando a los argumentos científicos a la hora de tomar decisiones sobre las vidas de los colombianos? Cinco episodios demuestran que no es la primera vez en que los argumentos técnicos han tratado de ser reemplazados por argumentos religiosos no basados en evidencia científica.

1. Cuando el DANE le envió a la Corte Constitucional citas bíblicas (y no cifras) sobre población homosexual en Colombia (2010)

En 2010, la exmagistrada de la Corte Constitucional, María Victoria Calle, le solicitó al DANE un concepto para contestar la demanda que había llegado a la Corte, en la que se solicitaba modificar la definición de “matrimonio” en el Código Civil para que las personas homosexuales pudiesen unirse en matrimonio con las garantías jurídicas que tienen las parejas heterosexuales.

El concepto que llegó a sus manos era más un sermón que un documento técnico: “Si observamos el concepto del libro de Mateo, Capítulo 19, versículo 4 que dice: Y Jesús respondió, no han leído que el creador al principio lo hizo hombre y mujer, y dijo: el hombre dejará a su padre y a su madre y se unirá con su mujer y serán los dos una sola carne”.

Como contó El Tiempo, el concepto aseguraba que la demanda “va contra natura” porque sólo el hombre y la mujer son el único modelo de matrimonio válido. “Una pareja del mismo sexo, por más que moleste a los igualitarios frenéticos, no puede transmitir vida”.

La única cifra que presentó el abogado que firmó el concepto, Domingo Ospina Villamarín, fue apoyada en el Génesis: “Tres son las bases del creador sobre el matrimonio: el hombre ha sido creado varón y hembra, a imagen y semejanza de Dios, y su sexualidad es la única forma de preservar la especie”.

2. Cuando el Ministerio de Educación fue acusado de promover la supuesta “ideología de género” (2016)

En agosto de 2016, empezaron a circular por redes sociales unas falsas cartillas con el logo del Ministerio de Educación, protagonizadas por imágenes pornográficas de un autor belga. Una de las imágenes protagonizaba a parejas del mismo sexo. Aunque la ministra de educación en ese entonces, Gina Parody, desmintió que esas cartillas fueran realizadas, se conoció que había un documento, esta vez real, llamada Ambientes escolares libres de discriminación.

Era un texto de 99 páginas que buscaba orientan a rectores y Secretarías de Educación para incluir la orientación sexual en los manuales de convivencia. A la par, el Ministerio de Educación adelantaba la revisión de los manuales de convivencia de los colegios colombianos cumpliendo una orden de la Corte Constitucional que falló una tutela interpuesta por Alba Reyes, la mamá de Sergio Urrego, después de que el adolescente se quitó la vida por ser víctima de discriminación sexual en el colegio Castillo Campestre.

El ex procurador Alejandro Ordóñez desvirtuó a la ministra Parody cuando salió a decir que no habían tales cartillas: “la ministra miente con el pretexto de dar cumplimiento a una sentencia y una ley se está adoctrinando a nuestros hijos y nuestros nietos”. A la semana, el ex presidente Santos echó para atrás el documento gracias a la presión promovida por la Iglesia católica, iglesias cristianas y padres de familia que temían la colonización de una “ideología de género” en la educación de sus hijos, quienes convocaron a marchas con 40.000 asistentes en por lo menos siete ciudades. A las protestas asistieron personalidades como Vivianne Morales, del Partido Liberal, y otros del Centro Democrático, como María Fernanda Cabal, Orlando Castañeda y Fabio Amín.

En 2016, la Asociación Americana de Psiquiatría (APA) eliminó de su manual de diagnóstico a la homosexualidad y a la transexualidad como una patología mental, y la Organización Mundial de la Salud la retiró de su lista de enfermedades mentales en 1990. A pesar de esto, las consignas hablaban de comportamientos antinatura y desviados.

La homosexualidad, sin embargo, es parte de la naturaleza. De acuerdo con Matías Pandolfi, doctor en Ciencias Biológicas por la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales (FCEN) de la Universidad de Buenos Aires, se han registrado cerca de 200 especies que exhiben comportamientos sexuales entre individuos del mismo sexo. Los los albatros de Laysan (Phoebastria inmutabilis), uno de cada tres nidos está formado por parejas de hembras que se acicalan entre ellas; o los delfines naríz de botella (Thursiops). Los machos inmaduros de estos delfines se montan y contactan sus genitales o contactan sus rostros contra los genitales del otro, y lo suelen hacer en grupos.

3. Cuando el congresista Silvio Carrasquilla citó la biblia (y no la Constitución) para oponerse a la adopción por parte de parejas del mismo sexo (2017)

En medio del aireado debate para determinar si las parejas del mismo sexo podían o no adoptar niños en Colombia, el representante liberal a la Cámara por el departamento de Bolívar, Silvio Carrasquilla, citó las enseñanzas de Dios para oponerse férreamente al proyecto, que no solo impedía la adopción de niños por parte de parejas del mismo sexo, sino por parte de padres o madres solteros.

En aquella ocasión dijo: «Soy ciudadano y sé que tengo que regirme por algunos estamentos jurídicos pero también soy hijo de Dios y considero que en esto de la adopción de parejas del mismo sexo, la mejor respuesta está en la biblia; Dios en ningún momento habló de hombre y hombre o mujer y mujer, Dios habla siempre de padre y madre y he ahí donde basaré mi posición sobre este tema importante para la niñez y la familia colombiana”.

Dijo en su momento que la libertad de culto también era parte del estado Laico, y que podía basarse en las enseñanzas bíblicas cristianas para tomar las decisiones de interés nacional.

Carrasquilla citó apartes de Proverbios 6:20-35, Éxodo 6:1-2, Deuteronomio 5:16, Génesis 2:24-25y Mateo 19:4-6, y otros 13 pasajes bíblicos. Como contó El Espectador, se olvidó que, como lo establece la ley, tiene la obligación de legislar para todos, y defender ante todo la Constitución y las leyes, más allá de los prejuicios morales o religiosos. Su voto fue uno de los 12 que le dieron el Sí al referendo que pretendía prohibir que parejas homosexuales y personas solteras adopten menores. 20 votos hundieron la iniciativa.

4. Cuanto el ex presidente Juan Manuel Santos dijo que la Biblia era más poderosa que la Constitución (2018)

Durante un foro con el Consejo Mundial de Iglesias, el presidente Juan Manuel Santos afirmó que todo candidato a la Presidencia puede construir su programa de Gobierno con la Constitución colombiana, pero que en su criterio, la Biblia resulta más inspiradora a la hora de gobernar.

6. Cuando Luis Pérez, gobernador de Antioquia, apoyó un proyecto contra la vejez que invita a pensar que si Matusalén vivió 900 años, ¿por qué los antioqueños no pueden? (2019)

Este mes, la Asamblea Departamental de Antioquia presentó un proyecto de ordenanza “para el antienvejecimiento” en Antioquia que se basa la historia bíblica de Noé y Matusalén. El documento comienza así: “Que según la historia bíblica, Noé vivió cerca de 950 años, murió 350 años después del diluvio. Matusalén murió a los 969 años de edad, y Adán vivió 930 años. Jared vivió 963 años. Ha sido un secreto y un deseo esquivo cómo entender la vida”.

El objetivo del proyecto de ordenanza es loable, pues busca aumentar la expectativa y calidad de vida de los antioqueños a la luz de las cifras que el DANE reveló el año pasado: 9.2% de los colombianos son mayores de 60 años.

Sin embargo, los argumentos científicos en los que se basa la ordenanza dejan mucho que desear. En la primera página, se cita al venezolano Jose Luis Cordeiro, ingeniero del MIT y profesor de la Singularity University (una universidad creada por los CEO’s de Silicon Valley) que afirma que el envejecimiento es “curable” y que morir es “opcional”, contrariando así el empirismo más básico (si pensamos en las miles de generaciones de humanos que han…pues, muerto).

Los argumentos científicos y bíblicos se mezclan en las tres primeras páginas del proyecto, y aunque la ordenanza está firmada por el gobernador Luis Pérez y colgada en la página de la Asamblea Departamental de Antioquia bajo la pestaña “proyectos”, el gobernador aún no se ha pronunciado sobre este episodio.

Mi prima Cristina, una voz nada autorizada para comentar sobre este asunto, me explica el fenómeno en una frase: “No me sorprende que esto pase en un estado laico en donde la mayor distinción que entrega el Congreso se llama “CRUZ de Boyacá””.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...