Cinco detenidos por la explosión en la basílica del Pilar de Zaragoza

Una bomba casera causó destrozos en la basílica de El Pilar de Zaragoza

La Policía ha detenido sobre las tres de la madrugada de este miércoles, en un piso el barrio del Carmel de Barcelona, a cinco personas como supuestos autores del atentado con bomba en la Basílica del Pilar de Zaragoza del pasado 2 de octubre. La Comisaría General de Información considera que los autores materiales del atentado son Francisco Javier Solar Domínguez (Santiago de Chile, 1979) y Mónica Andrea Caballero Sepúlveda (1988, también de Santiago de Chile). Ambos fueron ya procesados en su país junto a otras diez personas por la colocación de 30 artefactos incendiarios en Chile entre los años 2006 y 2009. El Ministerio del Interior asegura que los detenidos formaban parte de "un comando anarquista muy bien organizado, extremadamente peligroso y con fuertes conexiones internacionales". Ahora se les ha encontrado el plano de otro templo español, por lo que la policía sospecha que pretendían atentar. Los arrestados, imputados por delitos de terrorismo, serán trasladados a la Audiencia Nacional, según fuentes de este tribunal.

Los dos supuestos autores materiales fueron arrestados junto con la italiana Valeria Giacomoni (Trento, 1979) que no vivía en esa casa pero que, según la investigación, es la persona que trajo a España a Mónica Caballero. Los otros dos detenidos son un chileno y un argentino (cuya identidad no ha sido facilitada) que estaban presentes en el piso donde se produjeron las detenciones. La policía espera cerrar los detalles de la operación en breve.

El hecho de que los arrestados sean extranjeros confirma la sospecha de la policía, desde hace varios meses, de que España se está convirtiendo en refugio de radicales del anarquismo internacional. Los dos supuestos autores materiales se libraron del proceso en su país por un error procedimental y se refugiaron en España. Una de las acciones llevadas a cabo por la organización a la que presuntamente pertenecían fue la colocación de un artefacto explosivo el 21 de noviembre de 2009 en la Iglesia de Los Sacramentos, en Santiago de Chile (Chile). Jorge Fernández Díaz, ministro del Interior, ha recibido la llamada de su homólogo chileno, quien le ha explicado que los detenidos "son muy conocidos por su historial delictivo en Chile".

Los principales sospechosos han sido identificados a raíz de las imágenes grabadas el mismo día de la explosión en los aledaños de la basílica. Fueron vistos llegando con dos mochilas al templo y tomando precauciones para no ser vistos. Después, salieron del lugar poco antes del estallido del artefacto. El explosivo colocado en la Basílica del Pilar de Zaragoza provocó una fuerte detonación en el pasillo central del templo, sin provocar heridos, a pesar de que estaba abierto al público en esos momentos. Los dos detenidos llegaron al Pilar en transporte público.

El atentado fue asumido por el denominado Comando Insurreccional Mateo Morral, el mismo grupo anarquista que se atribuyó la colocación de un artefacto en la catedral de La Almudena de Madrid en febrero. La explosión destrozó varios de los bancos de madera ubicados frente al altar mayor de la catedral madrileña, pero no causó heridos al no haber visitantes cerca del punto donde se depositó el artefacto.

destrozos en El Pilar Zaragoza 2013

Imagen de los destrozos causados por el artefacto explosivo en El PIlar

Una bomba casera causa destrozos en la basílica de El Pilar de Zaragoza

 

Un artefacto casero, elaborado con una bombona de camping-gas, ha estallado en la basílica de El Pilar de Zaragoza a las 13.50 causando daños materiales en los bancos de la vía sacra y desprendimientos de escayola del techo. En el momento en que estalló el explosivo, había en el templo varios fieles y alumnos de colegios de Zaragoza y de Valladolid que realizaban una visita guiada. Solo una mujer ha sufrido daños en el tímpano.

Nada más producirse la explosión, los TEDAX (Técnico Especialista en Desactivación de Artefactos Explosivos) y la policía científica cerraron el templo, la plaza de El Pilar, los aparcamientos subterráneos y el paseo posterior a la basílica. Los artificieros han inspeccionado el lugar y los alrededores y han abierto parte de la zona a las cuatro de la tarde.

Los TEDAX han descartado la presencia de un segundo explosivo. Tras conocerse lo ocurrido, Emergencias ha recibido llamadas que informaban de la colocación de otros artefactos explosivos en varias zonas de la ciudad, que finalmente han resultado ser falsas, según han informado fuentes de la Delegación de Gobierno. “Es obra de unos locos”, han añadido las mismas fuentes.

El explosivo es similar a otros que estallaron en la catedral de La Almudena en Madrid el pasado mes de febrero y que fue atribuido a grupos radicales de izquierda. Las autoridades no quieren dar mayor importancia a lo sucedido, pocos días antes de que comiencen las fiestas patronales de Zaragoza, que arrancan el próximo fin de semana y que tendrán su momento de mayor proyección religiosa el próximo 12 de octubre, con la multitudinaria ofrenda de flores a la Virgen de El Pilar.

El Ayuntamiento de Zaragoza, que ha condenado de forma contundente los hechos, ha informado de que el templo volverá a abrir mañana, una vez que haya concluido la limpieza de los daños provocados por la explosión. De hecho, este jueves se celebrará, tal y como estaba previsto, el funeral por el exalcalde José Atarés, fallecido la semana pasada.

Archivos de imagen relacionados

  • destrozos en El Pilar Zaragoza 2013
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...