Chaves pide a los obispos que si quieren entrar en el juego político se atengan a las críticas

Chaves avisa. El presidente de la Junta de Andalucía mostró ayer su respeto a la decisión de los obispos de opinar sobre la reforma del Estatuto de Autonomía de Andalucía, aunque les pidió que entonces "se atengan a las reglas políticas". Javier Arenas afirma que quien recrimina a los prelados por su opinión sobre el Estatuto "no es un demócrata".

En Jaén, el gobernante autonómico precisó que "el hecho de que los obispos dieran a conocer su opinión sobre la propuesta de reforma del Estatuto de Andalucía el mismo día que se presentó en el Congreso de los Diputados demuestra la intencionalidad política de este sector".

En este sentido, el presidente de la Junta de Andalucía subrayó que "los obispos deben ser conscientes de que si participan en el debate del Estatuto y hacer valoraciones tienen que atenerse a las reglas del juego político y aceptar las posibles críticas que puedan recibir acerca de sus planteamientos". Con todo, calificó de "bueno" que los prelados participen en el debate por su "contribución notable".

Las diócesis andaluzas están distribuyendo entre los fieles de las parroquias el texto final de la CIV Asamblea Ordinaria de los Obispos del Sur donde expresan su "preocupación" por las consecuencias que la reforma del Estatuto pudiera acarrear en las familias y ciudadanos de Andalucía "en los términos en que dicha reforma está planteada" y en donde consideran que la definición de Andalucía como 'realidad nacional' "relativiza la unidad de España como nación".

Según confirmaron a Europa Press fuentes del Servicio para la información y los medios de comunicación social de los obispos del sur de España (Odisur), desde el momento de aprobación del pronunciamiento oficial de los obispos andaluces, el texto se ha mandado desde las curias "para que se le dé publicidad, tal y como debe ser". De hecho, las mismas fuentes precisaron que el origen y el significado del comunicado es informar a los fieles en los lugares de culto, además de elegir la vía de los medios de comunicación.

Réplica

Por este motivo, apelando a la autonomía de cada diócesis, las fuentes consultadas defendieron la distribución de la nota de los obispos para el conocimiento de los católicos andaluces.

Paralelamente, el líder del PP-A, Javier Arenas, señaló a Chaves y al coordinador general de IULV-CA, Diego Valderas, que quienes descalifican a los obispos y a cualquiera que discrepe sobre el proyecto de nuevo Estatuto andaluz "no es un demócrata". El dirigente popular reaccionó de este modo a lo dicho por Valderas, que lamentó que los obispos andaluces hayan decidido hacer el "trabajo sucio" al PP-A, creando el "frente del 'no' al Estatuto y actuando como auténticos 'hooligans' con la intención de buscar la división de la comunidad cristiana".

"Hay que respetar"

Ante esto, Arenas manifestó su creencia en que "hay que respetar a los obispos, hay que respetar las opiniones de todo el mundo y hay que respetar la opinión de la Iglesia, como yo respeto las opiniones de Valderas, aunque en la mayoría de los casos no estoy de acuerdo con ellas". Así, agregó que Valderas tiene "la obligación democrática de respetar a los obispos", tras considerar que "sería bueno para Andalucía que cesen los ataques del PSOE e IU a los obispos, ya que eso no crea ningún tipo de buen ambiente ni es nada constructivo".

Por su parte, la asociación Comunidades Cristianas Populares (CCP) de Andalucía, que aglutina a más de 200 cristianos de base, calificaron de "escandaloso, totalitario e infantil" que los obispos usen los púlpitos "para inducir a opciones partidistas y opinables que no aparecen como exigencia del mensaje evangélico", y calificaron su "absoluto rechazo" a la difusión del documento sobre el Estatuto.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...