CHA y MHUEL entregan 1.500 firmas en el registro del Ayuntamiento en contra de dedicarle una calle a Escrivá de Balaguer

El presidente de CHA-Zaragoza, Jorge Marqueta, y el presidente del Movimiento Hacia un Estado Laico (MHUEL), Antonio Aramayona, han entregado ante el registro municipal las 1.500 firmas en contra de que el Ayuntamiento dedique una calle al fundador del Opus Dei. Ambas entidades esperan una respuesta formal del alcalde Belloch.

 

La polémica por dedicarle una calle al fundador del Opus Dei continúa. Este miércoles, el presidente de Chunta Aragonesista (CHA)-Zaragoza, Jorge Marqueta, y el presidente del Movimiento Hacia un Estado Laico (MHUEL), Antonio Aramayona, han entregado ante el registro municipal 1.500 firmas en contra de que el Consistorio dedique una calle al santo aragonés, Sanjosemaría Escrivá de Balaguer.

Marqueta ha indicado que con este acto se abre un expediente administrativo en el que se solicita al alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, que retire esta propuesta de dedicar una calle a un "colaborador franquista" y que el propio alcalde deberá responder de manera “formal”.

La entrega de firmas es el broche de una campaña emprendida por CHA y MHUEL que emprendieron cuando se inició el cambio de los nombres de las calles franquistas para dar cumplimiento a la Ley de Memoria Histórica, en la que el primer edil "se descolgó y de forma unipersonal decidió dedicar una calle al Santo Escrivá de Balaguer".

Por su parte, Aramayonq ha explicado a los medios de comunicación que el fundador del Opus Dei es una "figura representativa que atenta contra los principios del laicismo”, y dado el talante de su Asociación “no se podía aceptar la propuesta”.

Aramayona también ha criticado la actitud de una institución como el Ayuntamiento que debería ser aconfesional y ha anunciado que el colectivo continuará con más campañas contra dicha calle y contra el Reglamento municipal que recoge la participación de los ediles, excepto los de CHA e IU, en manifestaciones religiosas y que ostenta símbolos religiosos en el salón de plenos como un gran crucifijo. 

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...