CHA reclama la laicidad de las instituciones, los actos y los espacios públicos

Chunta Aragonesista (CHA) ha participado este sábado en las actividades organizadas bajo el lema 'por un Estado laico ya' que se han desarrollado en Madrid y que están apoyadas por decenas de organizaciones que reclaman la laicidad de las instituciones, los actos y los espacios públicos El secretario general de CHA, Juan Martín, ha intervenido en el acto por la laicidad para recordar que "las instituciones son las primeras que tienen que demostrar su laicidad por lo que exigimos máxima neutralidad, laicidad de los espacios y actos públicos y respeto a la ciudadanía y sus convicciones".

Juan Martín ha indicado que "la actividad institucional es un ámbito compartido, común y que afecta directamente a personas de todos los credos y de muy diversas formas de pensar. Por ello debe estar gobernada y presidida por principios y valores de laicidad, dado que son los únicos que garantizan de verdad la igualdad y el respeto a toda la ciudadanía y a sus diversas creencias".

Entre las cuestiones que reclaman los colectivos que han asistido a este acto están la de lograr una Ley de Libertad de conciencia y convicciones que garantice los Derechos individuales y colectivos a toda la ciudadanía y entidades por igual. Además, tal y como ha señalado Juan Martín, "el pilar de la laicidad tiene que nacer de una escuela laica en la que no se financie la enseñanza confesional porque en la base de la educación tiene que estar el respeto a la libertad de creencias". Otra de las cuestiones exigidas es la que concierne a los privilegios y la financiación de la Iglesia Católica y otras iglesias.

La Constitución de 1978 "supuso ya una clara postulación por la igualdad entre personas, por la no discriminación por razón de religión y por la aconfesionalidad". Además, en el Artículo 16 se garantiza la libertad ideológica, religiosa y de culto de los individuos y se plantea claramente que ninguna confesión tendrá carácter estatal. "Tales principios suponen a los poderes públicos una exigencia de neutralidad y, consecuentemente, el establecimiento de modelos de comportamiento institucional alejados de la identificación con una confesión determinada".

Desde CHA se recuerda que, a propuesta del grupo parlamentario, las Cortes de Aragón aprobaron en mayo una iniciativa para que el Gobierno de Aragón "dé muestras en pro de la laicidad institucional como reflejo público de neutralidad real y respeto por las diversas creencias religiosas". Según esta iniciativa, el Ejecutivo autónomo también debe "trasladar a las instituciones públicas aragonesas la opinión del Parlamento aragonés favorable a avanzar en la adaptación de actos públicos y dependencias institucionales a los principios y características propios de la aconfesionalidad".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...