Ceuta: La asociación Búscome lamenta que la Ciudad “palmotea” al obispo que discriminó a un transexual

Búscome ha querido pronunciarse sobre “algo que consideramos fundamental para el fomento de la igualdad, la coherencia y el sentido común de ser consecuentes con lo que decimos, hacemos y creemos”. Estas declaraciones las hace la entidad ante “la foto que se ha hecho el Presidente de la Ciudad junto al Obispo de Cádiz y de Ceuta, Rafael Zornosa Boy, tras presidir la misa de la eucaristía de San Antonio, con el beneplácito del resto de partidos políticos que han utilizado ese espacio como campaña”.

“Desde Búscome hemos esperado a sacar la noticia por respeto a la tradición y a los miles de fieles que siguen cada año esta festividad, pero no compartimos para nada el hecho de que haya presidido esta misa alguien que ha impedido a una persona transexual ser el padrino de sus sobrinos, y mucho menos que haya pasado desapercibido por representantes políticos que deben de velar por la igualdad de todas las personas”, afirma Búscome.

“No se puede lanzar discursos de apoyo al colectivo LGTBI y de rechazo a la homofobia y a la intolerancia, justamente en el mismo día del ataque ocurrido en Orlando, mientras damos palmadas en el hombro a quienes rechazan a una persona por su identidad sexual, como ha sido en el caso que nos ocupa. Recordemos que el Obispo dijo que Alex iba a ser un mal ejemplo para sus sobrinos”, recalca Búscome.

Concretamente, – explica Búscome, en un comunicado que le llegó al afectado ponía textualmente que “el mismo comportamiento transexual revela de manera pública una actitud opuesta a la exigencia moral de resolver el propio problema de identidad sexual según la verdad de propio sexo. Por tanto, resulta evidente que esta persona no posee el requisito de llevar una vida conforme a la fe y al cargo de padrino”.

En este sentido, Búscome considera que “esta forma de preceder del Obispo atenta contra los valores y los principios democráticos en un sociedad que tiene que luchar contra la transfobia. Es necesario mantener un compromiso de tolerancia cero con cualquier forma de segregación. Los delitos de odio son invisibles, furtivos, y por ello se necesita de un altavoz social que se haga eco de este tipo de actitudes para que no se vuelvan a repetir, y en esta ocasión Ceuta no ha estado a la altura”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...