Centenares de feministas reclaman en Madrid el aborto libre: «Queremos abortar sin permiso del Papa»

Las promotoras de la protestas han querido mostrar su «solidaridad con todas las mujeres del mundo en la lucha por la despenalización del aborto en el marco de la democracia, los derechos humanos y la justicia social».

Alrededor de trescientas personas convocadas a instancias del Movimiento Feminista de Madrid han marchado este viernes hasta la sede del Ministerio de Justicia para reclamar el aborto libre para «todas» y reivindicar «la capacidad de decidir» que tienen las adolescentes de 16 a 17 años para interrumpir su embarazo.

La protesta, una marcha que ha partido desde la glorieta de San Bernardo al Ministerio de Justicia, se ha realizado con motivo del Día Internacional por la Despenalización del aborto y la Defensa de los Derechos Sexuales y Reproductivos de las mujeres en todo el planeta.

Durante la marcha, las participantes han lanzado proclamas a favor del aborto libre. «Mi cuerpo no se toca y aborto fuera código penal»; y «Queremos abortar sin permiso del Papa» son algunos de los lemas que han chillado. Además, se ha exhibido pancartas en las que se puede leer «Más educación sexual menos religión» y «Casado: el aborto no se toca».

Las promotoras de la iniciativa han querido mostrar su «solidaridad con todas las mujeres del mundo en la lucha por la despenalización del aborto en el marco de la democracia, los derechos humanos y la justicia social», han indicado las promotoras de la iniciativa, que marcharán a las 19 horas juntas desde la glorieta de San Bernardo al Ministerio de Justicia.

«En el Estado español el aborto sigue en el Código Penal, no tenemos una educación sexual integral basada en la diversidad, las mujeres somos cuestionadas cuando decidimos abortar, nos obligan a estar tres días de reflexión una vez que ya hemos tomado nuestra decisión, la objeción de conciencia no está regulada, es muy complicado ejercer este derecho en la sanidad pública e incluso hay personas que por defender el ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos se ven dentro de un proceso judicial como las compañeras del coño insumiso de Sevilla», señala el texto de la convocatoria.

Además, reivindican «la capacidad de decidir» que tienen las adolescentes de 16 a 17 años para interrumpir su embarazo «respetando su autonomía y su derecho a decidir». También denuncian las «trabas» que sufren las personas migrantes para acceder a los derechos sexuales y reproductivos en el territorio español.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...