Celebraciones en Uruguay del 20 de Setiembre de 2019: Día Internacional del Librepensamiento

Centenario del Estado Laico

El 20 de setiembre pasado – como desde el año 2005 hasta la fecha – en forma ininterrumpida, varias organizaciones de definiciones vinculadas al librepensamiento, el laicismo y el republicanismo, se celebró el Día Internacional del Librepensamiento.

En la oportunidad, la Asociación Civil 20 de Setiembre, la Asociación Uruguaya de Libre-Pensadores y la Asociación Civil Trazos, convocaron a sus asociados y ciudadanía en general, a celebrar el librepensamiento como herramienta racional capaz de generar pensamiento crítico y la posibilidad de que como personas seamos capaces de someter todos los asuntos al libre examen de nuestra conciencia.

El 20 de setiembre es el día que conmemora el triunfo de las fuerzas que en 1870 bregaban por la unidad italiana, venciendo al último escollo – el poder papal representado por Pío IX – y por ello, ha pasado a ser símbolo del Librepensamiento, el triunfo de la razón sobre el despotismo.

Acto en Montevideo

Discurso de Víctor A. Rodríguez Otheguy (Presidente de la Asociación Uruguaya de Libre-Pensadores)

Presidente de la AULP, Victor Rodriguez Otheguy

Hoy, como cada 20 de setiembre, los librepensadores en Uruguay y en diferentes rincones del mundo, celebramos el Día Internacional del Librepensamiento.
Al rememorar el triunfo de las fuerzas italianas que buscaban la unificación del territorio y simultáneamente vencer al último bastión del poder papal en Roma –representado por el papa Pío IX que había autoproclamado su infalibilidad – celebramos el triunfo de la razón sobre el dogmatismo, de la libertad e igualdad sobre el despotismo, de la luz sobre el oscurantismo.
Recogemos la antorcha y la espada que nos legaran los republicanos camisas rojas garibaldinas y con ellas el compromiso por defender los ideales de libertad, igualdad, justicia, laicidad, tolerancia y fraternidad.
Una persona librepensadora, ante todo, es alguien que actúa en la búsqueda del bien común, que utilizando como herramienta el pensamiento crítico, analiza los temas bajo el libre examen de su conciencia, sin esperar a cambio ningún tipo de recompensa. Con este rasgo marcado a fuego en su corazón, tiene la fortaleza de sobreponerse a las adversidades y la capacidad de luchar contra todo tipo de sometimiento, sea de la naturaleza que fuere.

Vicepresidenta de la Asoc. Civil 20 de Setiembre, Nancy Medina

El Manifiesto constitutivo de la Asociación Internacional del Libre Pensamiento (AILP), de la cual son miembros la Asociación Civil 20 de Setiembre, la Asociación Civil Trazos y la Asociación Uruguaya de Libre Pensadores (AULP), señala como rasgo definitorio esencial: “El Librepensamiento es laico, democrático y social, es decir que rechaza, en nombre de la dignidad de la persona humana, este triple yugo: el poder abusivo de la autoridad en materia religiosa, el privilegio en materia política y la explotación en materia económica”. Queridas y queridos amigos, el corazón combatiente de los librepensadores nos lleva a situarnos – siempre – en la trinchera de los perseguidos, oprimidos, desposeídos y desvalidos.
Éstos son para el mundo y la región circunstancias muy particulares, en las que resurgen discursos de odio y segregación, como la xenofobia, el racismo, la homofobia, la aporofobia, o rechazo hacia los sectores más pobres y de menor poder adquisitivo de la sociedad; en el que los grandes poderes económicos, sean de escala mundial, regional o nacional, tienen la capacidad de ejercer su influencia e incluso torcerle el brazo a los Estados y de imponer condiciones; de las luchas de poder de las diferentes concepciones dogmáticas para colonizar los Estados y obviamente usufructuar los recursos que son de toda la sociedad, tomándolo como un botín, cual asaltantes, que además con extrema hipocresía, se atreven a autoproclamarse defensores de la moral; o el resurgimiento de regímenes autoritarios y dictatoriales, algunos de los cuales buscan legitimarse manipulando a las masas sociales oprimidas.

José Pablo Folena dando lectura al mensaje del Portavoz de la Asociación Internacional de Pensamiento (AILP), Elbio Laxalte Terra

En Uruguay, la AULP y las asociaciones amigas, hemos tenido una conducta clara y contundente en todos estos temas. Hemos denunciado todos los ataques a los principios recién enunciados en el Manifiesto de la Asociación Internacional del Libre Pensamiento (AILP), siempre desde la absoluta independencia desde el punto de vista político y religioso, y de la Libertad absoluta de conciencia como principio cardinal de todos sus integrantes.
Así, hemos denunciado los constantes ataques a la laicidad del Estado y los intentos de colonización de este, tanto en las instituciones públicas nacionales como en las departamentales.
Denunciamos, a través de declaraciones públicas y en medios de prensa, por ejemplo, la grosera violación a la laicidad del Estado protagonizada por el entonces Comandante en Jefe del Ejército Gral. Guido Manini Ríos en el año 2016, al participar en carácter oficial de una misa en la catedral de Montevideo, en la que, además hizo uso de la palabra y le entregó un obsequio al cardenal Daniel Sturla, “en nombre del Ejército Nacional”, según sus propias palabras, violando una ley vigente aprobada en 1911 y la Constitución de la República, todo ello, bajo el amparo del entonces ministro de Defensa Nacional Eleuterio Fernández Huidobro. Ante la reiteración de la violación de la laicidad en los años siguientes de este jerarca estatal como del actual Comandante en Jefe, el Gral. Claudio Feola, también reiteramos nuestra denuncia. Denunciamos, asimismo, la violación a la laicidad del Estado protagonizada por algunos gobiernos departamentales, como el de Rivera, que organizó y auspició una actividad de carácter religioso denominado “Rivera brilla”, o el de Cerro Largo, que levantó un monumento a la Biblia promovido por algunas iglesias evangélicas y neo-pentecostales, violando el espacio público que es para el uso y goce de todos los ciudadanos, sin que importen sus concepciones religiosas y filosóficas particulares.
Recientemente, el 25 de agosto, el Intendente del departamento de Soriano Agustín Bascou, acompañado de otras autoridades departamentales y parlamentarios, incluso hasta por candidatos a la diputación del departamento de varios partidos políticos, participó de una misa en la catedral de Mercedes, todos ellos, portando el pabellón nacional, es decir, un símbolo del Estado. Pareciera como que para algunos políticos de nuestro país ponerse de rodillas ante la autoridad religiosa se justifica, si a cambio esa conducta sumisa le trae algunos votos. Quienes son representantes del Estado, no advierten, sin embargo, que como tales, lo que hacen es poner de rodillas al Estado, ello es muy grave desde el punto de vista jurídico y político porque constituye una flagrante violación de la laicidad del Estado, pero también lo es desde el punto de vista moral, porque en los hechos, reivindican el sometimiento del Estado y por ende de toda la sociedad uruguaya a una concepción religiosa.
En estos días, entre los temas de campaña electoral, uno de los asuntos centrales es el de la educación, tanto por su naturaleza intrínseca como por las implicancias que el mismo tiene en relación con cómo se concibe la misma.

Ofrenda floral a José Garibaldi, Montevideo

En muchos países y también en Uruguay, se ha producido una alianza entre los poderes económicos y grupos empresariales y algunas concepciones dogmáticas, en particular, la Iglesia Católica. En nuestro país, por ejemplo, mediante el mecanismo impositivo de la llamada “renuncia fiscal”, el Estado les transfiere indirectamente cuantiosos recursos a algunas instituciones educativas privadas. El mecanismo establece que una empresa que “done” a una institución puede exonerar hasta el 83% del impuesto denominado IRAE, resultando de ello, que, en realidad, de cada $ 100 pesos que una empresa supuestamente “dona” (una cadena de supermercados, o un banco Internacional, por ejemplo), en realidad su aporte es de solo $ 17, los $ 83 restantes son aporte estatal, es decir, del conjunto de la sociedad. Ello es una aberración y constituye una grave herida a la institucionalidad republicana, pues un poder económico particular sustituye al parlamento – la autoridad legítima en una democracia republicana – en la asignación de recursos estatales. Pero también es muy grave desde el punto de vista ético, en la medida que el Estado, de forma indirecta, está contribuyendo con una institución privada, expropiándole recursos a las instituciones educativas públicas, que deben enfrentar carencias de todo tipo. Por esa razón, desde la Asociación Uruguaya de Libre Pensadores haremos todo lo que esté a nuestro alcance para que esta normativa sea derogada y el Estado invierta sus recursos solamente en la Educación Pública, la que, desde ya, reivindicamos que sea de calidad y contribuya a forjar ciudadanía, teniendo que afrontar algunos cambios para ello, pero siempre transitando caminos de deliberación que involucren a la sociedad.
El tiempo por venir, queridas amigas y amigos librepensadores es de lucha. Nos tendrá que encontrar unidos, conscientes que nuestra principal herramienta y fortaleza es la Libertad absoluta de conciencia. Este factor nos aglutina y permite ver la naturaleza de las cosas y los problemas, más allá de las legítimas pertenencias políticas o no, de cada uno.
Este año celebramos el Centenario del Estado Laico, es decir, los 100 años de entrada en vigencia del principio constitucional consagrado en el art. 5º que dice: “Todos los cultos religiosos son libres en el Uruguay. El Estado no sostiene religión alguna.” Que este principio y la celebración de este, así como el día que hoy nos convoca al pie del monumento al insigne republicano José Garibaldi, sea nuestro estandarte con el que enfrentaremos las adversidades y al dogmatismo político y religioso. Que sea también el abrigo de todos los que sufren persecuciones por razones políticas, religiosas o por la orientación sexual, y de todos aquellos que privados de las condiciones que afectan gravemente la dignidad humana, no pueden compartir el pan en una mesa.
Por un futuro de Libertad, Igualdad y Fraternidad.

¡Viva el Librepensamiento! ¡Viva la República! ¡Viva el Estado Laico!

Acto en RIVERA

Discurso de Raúl Bula (Vice-presidente de la Asociación Uruguaya de Libre-Pensadores)

Nos hemos congregado al pie del monumento al prócer José Artigas, para realizar nuestro sencillo homenaje por el Día Internacional del Librepensamiento que se está celebrando hoy, al llamado de la Asociación Uruguaya de Libre-Pensadores (AULP) y de la Asociación Civil TRAZOS, como lo han hecho a lo largo de esta jornada otros de nuestros compañeros en otros puntos del país, por ejemplo en Montevideo convocados por la también amiga Asociación 20 de Setiembre. Y lo hacemos, como exhibe esta pancarta, recordando a José Garibaldi y sus fuerzas, quienes un 20 de Setiembre como hoy, pero de 1870, entraban en Roma tomando el último bastión de los Estados de derecho divino, logrando así la unificación de Italia.

Ofrenda floral al Gral. José Artigas, Ciudad de Rivera

José Garibaldi que también recordamos hoy en esta frontera, por su participación en la Revolución Farroupilha, quién tuvo en Anita representada aquí, a la compañera de lucha y al amor, síntesis de esa búsqueda y de ese combate por la Libertad en tierras brasileñas. Fue héroe junto a su legión italiana en el sitio de Montevideo en la Guerra Grande y en su pasaje por nuestro país, se destacó por su valor, austeridad, republicanismo y espíritu universalista que siempre le animó hasta el fin de su vida.
José Garibaldi, el héroe de dos mundos, es para nosotros paradigma del librepensador, del militante incansable de la causa de la regeneración humana que por su valor, entrega desinteresada y heroísmo es capaz de vencer los obstáculos de su tiempo, en pos de la Libertad, la Igualdad, la Fraternidad y la Libertad Absoluta de Conciencia.
Por todos los librepensadores de ayer y por todos los de hoy esparcidos sobre la faz de la tierra, felices o infelices, y especialmente por los que son perseguidos por su condición de tales, depositamos al pie del monumento a José Artigas, esta ofrenda floral. En nombre de ambas asociaciones, AULP y TRAZOS, gracias por vuestra presencia comprometida y militante.
Tengamos siempre presente que nuestra lucha es contra los dogmas, sean del signo que sean, porque ellos esclavizan la inteligencia y la conciencia del ser humano.
Por José Garibaldi, por Anita Garibaldi, por el Librepensamiento, por la República laica, democrática y social: ¡Viva, Viva, Viva!

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...