CDHDF pide a Iglesia católica no inmiscuirse en la despenalización del aborto

El presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Emilio Álvarez-Icaza señaló que la iglesia Católica no puede participar fuera de las reglas de la democracia, y que si algunos de sus integrantes quieren participar en las movilizaciones contra el aborto deben hacerlo en ese ámbito.

En entrevista sostuvo “que no se pueden generar imposiciones morales, ni amenazas, ni reglas que están en el ámbito de lo religioso. Yo creo que es impertinente en la lógica del Estado democrático de derecho”.

El ombudsman capitalino dijo que los católicos y las católicas que así lo consideren tienen derecho, “pero el púlpito no es una urna, las instancias se representan a través de los mecanismos democráticos. Tienen todo el derecho de hablar, tienen todo el derecho de manifestarse, pero como ciudadanos”.

Sostuvo que las iglesias y cualquier otra institución no tienen derechos, que estos son de las personas, y que lo que se propone en la iniciativa de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) es que se avance en una quinta tipificación de las causales de exclusión del aborto.

“Fuera de eso sigue considerándose el aborto como un delito. Hay que tenerlo así de claro. A mí me parece que es prácticamente una excepción. Una mujer embarazada prácticamente no buscará el aborto, ¿verdad?. Y en ese particular lo que sí le toca a la Iglesia Católica como responsabilidad es ayudar a evitar los abortos”, comentó.

Agregó que es importante que esa institución religiosa no se oponga a la educación sexual, ni al uso del condón como medida de prevención, “porque esas actitudes propician más pérdidas de vidas que prácticas fuera de la ley”.

En esencia, dijo, la discusión sobre el tema del aborto y de la iniciativa que se discutirá en la ALDF tiene que hacerse en el ámbito de un Estado laico, con las reglas de la democracia, las cuales tienen instituciones, tienen procedimientos y tienen formas.

“No se puede pedir una imposición moral, no se pueden pedir reglas que no son las reglas de la democracia. Se tiene que dar en el ámbito de un Estado laico y se tiene que dar a través de sus instituciones”, indicó.

Alvarez-Icaza agregó “obviamente podrá haber gente que pueda sentirse incómoda, pero esencialmente de lo que estamos hablando es de la construcción de un mecanismo de derechos para las mujeres”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...