CCOO recuerda que es ilegal restringir la contratación por razones religiosas

El coordinador del Centro de Información para Trabajadores Extranjeros (CITE) de CCOO, Carles Bertran, ha recordado a los empresarios agrícolas que es ilegal restringir la contratación de temporeros musulmanes por temor a que no soporten las condiciones laborales durante el Ramadán. Bertran ha hecho estas declaraciones la víspera del inicio del Ramadán, que empieza mañana y este año coincide con el calurosos mes de agosto.

Durante el Ramadán, los musulmanes practicantes se abstiene de comer y beber desde el alba hasta la puesta de sol, una práctica que resulta especialmente dura en verano, cuando el día es más largo y el calor sofocante. Por esta razón, las empresas adheridas a la asociación agraria AEALL-ASAJA temen que los temporeros de religión musulmana se deshidraten o sufran algún problema de salud relacionado con el ayuno.

En este sentido, AEALL-ASAJA anunció hace dos meses que pretendía que los trabajadores musulmanes firmaran un documento eximiendo a los agricultores de cualquier responsabilidad derivada del ayuno. "Esta medida es ilegal, pero también es ilegal preguntar a un trabajador que religión procesa o negarse a contratarlo porque tiene aspecto de musulmán", ha afirmado Bertran.

En su opinión, "practicar el Ramadán no tiene porque ocasionar problemas de salud, como ya se demostró el año pasado, cuando el ayuno también fue en verano y los trabajadores del campo y de la construcción soportaron el calor". "Los musulmanes practicantes están acostumbrados a esta abstinencia anual" y "ningún país musulmán se paraliza durante el Ramadán", ha añadido.

En todo caso, según Bertran, "si las condiciones laborales pueden poner en riesgo la salud del trabajador, la solución pasa por firmar acuerdos de gestión de la diversidad o convenios colectivos que tengan en cuenta que vivimos en una sociedad compleja y plural". Estos tipo de acuerdos "deben buscar maneras de flexibilizar" la jornada laboral de los trabajadores musulmanes durante el Ramadán, "de la misma manera que se tiene en cuenta la conciliación de la vida familiar y laboral o se tiene en cuenta que los permisos por muerte de un familiar tienen que ser más largos cuando el familiar muere fuera del país".

Esta "flexibilidad" debe estipular "más descansos, zonas de sombra y puntos de agua donde refrescarse", según Bertran, que ha insistido en que "ninguna medida debe ser tomada unilateralmente por los empresarios", sino que "es necesaria una negociación previa".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...