CCOO recuerda a la Junta de Extremadura su compromiso por una escuela pública laica y no confesional

La Federación de Enseñanza de CCOO de Extremadura ha recordado al Ejecutivo regional su «compromiso» por una escuela pública laica y no confesional.

Así, ha reclamado a la Junta que «abandone su indecisión» a la hora de caminar hacia este tipo de escuela y que «se dé cuenta que la polémica sobre el profesorado de religión no es una cuestión de empleo, sino una cuestión ideológica profunda sobre la que hay que ser coherentes».

CCOO ha recordado que el programa electoral del PSOE se comprometía a «promover una escuela pública laica donde no quepa la integración de enseñanzas confesionales, ni en el currículum ni en el horario escolar».

Por eso, el sindicato ha criticado en nota de prensa la «tibieza» mostrada hasta el momento y que «no se haya hecho nada cumplir esta promesa pese a las continuas exigencias del sindicato».

«Ante la polémica alimentada por los sectores conservadores sobre la situación del profesorado de religión, la Federación de Enseñanza de CCOO remarca que la religión en las escuelas no es un problema de empleo, es una cuestión ideológica y que hay una mayoría social que es partidaria de una enseñanza neutral en lo religioso», ha asegurado.

Por este motivo, CCOO ha considerado que los responsables de la Administración extremeña «se equivocan y defraudan» a su electorado cuando «no dan los pasos necesarios para ir reduciendo» la enseñanza religiosa en la escuela pública.

De este modo, la Federación de Enseñanza de CCOO ya criticó el curso pasado que la matrícula en la asignatura de Religión había aumentado en el curso escolar 2015-2016 hasta un 150 por ciento en Primero de Bachillerato, «consecuencia de la implantación de la Ley Orgánica del Partido Popular (LOMCE), ya que la nota cuenta para el expediente académico».

En el caso de Extremadura, CCOO ha insistido en que se retire la Religión de Primero de Bachillerato, ya que así lo permite la propia LOMCE en su artículo 34, en el que se deja que cada Administración educativa y, en su caso, los centros docentes, puedan ofertarla o no.

Por otra parte, el sindicato ha rechazado las medidas que la Administración ha llegado a plantear en relación a la posibilidad de compensar al profesorado de Religión «dándoles otro tipo de enseñanzas o cargos en los centros escolares públicos».

«En su indecisión e intento por contentar a todo el mundo, la Consejería de Educación prevé encargar al profesorado de Religión tareas de responsables de biblioteca, e incluso un nuevo cargo de coordinadores o encargados de la convivencia escolar. Para CCOO, esto sería un error más, que la Administración aún está a tiempo de rectificar», ha indicado.

CCOO ha exigido a la Administración educativa «coraje, coherencia y responsabilidad», al tiempo que ha insistido en que la presencia de la religión en las escuelas «no es una cuestión de empleo, y en el caso de que lo fuera, deben resolverlo las autoridades eclesiásticas. Mantenerla con la excusa de proteger el empleo es engañar a la ciudadanía».

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...