CCOO afirma que la Iglesia está presionando para que los profesores de Religión queden fuera del Estatuto de Trabajadores

La Federación de Enseñanza de Comisiones Obreras declaró ayer que la Conferencia Episcopal Española está presionando al Gobierno para que excluya del Estatuto de los Trabajadores al colectivo de profesores de Religión.

  A través de un comunicado emitido ayer, la Federación de Enseñanza de Comisiones Obreras anunció que, para contrarrestar las presiones de la Conferencia Episcopal Española para que los profesores de Religión sean excluidos del Estatuto de Trabajadores, ha exigido al Ministerio de Educación y Ciencia que continúe con sus planteamiento iniciales y ponga fin a la precariedad laboral de ese colectivo. Por este motivo, el sindicato propone que sus condiciones laborales se acojan al citado estatuto.

    Los encuentros entre CCOO y el ministerio "han discurrido con posturas coincidentes", ya que, según la organización sindical, ambas partes partían del interés de adecuar a estos trabajadores a la normativa laboral básica del Estado español.

   Además, el sindicato recordó que las negociaciones laborales de cualquier colectivo se pactan entre las centrales sindicales y el contratador, en este caso el Ministerio de Educación y las correspondientes consejerías autonómicas. En este sentido, pidió a la Administración que asuma su función de única empleadora y no ceda ante las presiones de quienes pretenden que este colectivo se quede fuera del Estatuto de los Trabajadores.

   Por último, el sindicato advierte que convocará las movilizaciones que considere oportunas si no se cuenta con ellos para la negociación laboral del colectivo de profesores de Religión y no se contemplan los derechos fundamentales de esos trabajadores.

   Por su parte, el director del Departamento de Asuntos Jurídicos de la Conferencia episcopal Española (CEE), Silverio Nieto, aseguró ayer que el comunicado emitido por la Federación de Enseñanza de Comisiones Obreras (FE-CC.OO.) en el que denuncia la existencia de "presiones" por parte del Episcopado para que el Gobierno excluya del Estatuto de los Trabajadores al colectivo de profesores de Religión, "no tiene absolutamente ninguna verosimilitud".
   "El calor hace estragos" declaró ayer el director del Departamento de Asuntos Jurídicos de la Conferencia Episcopal Española, Silverio Nieto, al ser preguntado por la denuncia que había hecho horas antes la Federación de Enseñanza de Comisiones Obreras, sobre la existencia de "presiones" por parte de la Iglesia para que el Gobierno excluya del Estatuto de Trabajadores a los profesores de Religión. El director del Departamento de Asuntos Jurídicos CEE consideró que tales acusaciones "no tienen absolutamente ninguna verosimilitud".

   Asimismo, Nieto señaló que la Conferencia Episcopal Española tiene entre sus preocupaciones "mejorar la situación de los profesores de Religión, establecer un nuevo estatuto para el profesorado de forma que se reconozcan los derechos que tienen y mejorar en lo que se pueda su situación".

   En este sentido, el director del Departamento de Asuntos Jurídicos CEE insistió en que la peculiaridad de estos profesores "no se puede negar porque está en toda la legislación europea y en todas las legislaturas europeas" la autorización por parte de los obispos o de la confesión religiosa que sea -lo mismo da que sea musulmán, que judío, que evangélico, detalló-, al ser una asignatura confesional, por lo que necesariamente tiene que tener el visto bueno de la confesión que sea.

    "A partir de ahí no hay ningún inconveniente, sino que se luchará para mejorar la situación de ese profesorado. No tiene absolutamente ninguna verosimilitud ese comunicado de CCOO", concluyó Silverio Nieto, quien ayer participaba con la ponencia "La transición y las relaciones Iglesia-Estado: Los acuerdos parciales" en el curso de la Universidad de Verano CEU 2005 "Las relaciones Iglesia-Estado".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...