Católicos gallegos de base rechazan la reforma de la ley del aborto

Anticipan que la norma que prepara Gallardon «va a causar mucho sufrimiento»

Asociaciones de la Iglesia de base de Galicia rechazan el anteproyecto de la nueva ley del aborto al considerar que "va a provocar mucho sufrimiento", por lo que piden que se mantenga "la regulación razonable" que está vigente. La Coordinadora de Crentes Galegos y el colectivo Redes Cristianas han lanzado esta petición este lunes en una rueda de prensa en la que han presentado el denominado 'Documento da Paz 2013' sobre la situación de la Iglesia en Galicia y el Estado.

Al respecto, el representante de la coordinadora, Josecho Barca, ha opinado que "dentro de la Iglesia se vive un momento esperanzador" generado por la llegada del nuevo Papa, "que parece que quiere reformar bastante la Iglesia". Sin embargo, a esto ha contrapuesto cuestiones en las que la jerarquía eclesiástica española "sigue siendo muy conservadora", como es el caso, a su juicio, de la posición al respecto del aborto.Barca ha calificado de "impresentable" y hasta "malévolo" que el Ejecutivo de Mariano Rajoy diga que "va a haber ayudas para esas criaturas" al mismo tiempo que "está desmantelando sistemáticamente el Estado del Bienestar". "Sabemos que no las va a haber", ha sentenciado.

Estas asociaciones mantienen una postura crítica al respecto del sistema capitalista ya que, en su opinión, es el causante de la actual crisis, que da lugar a situaciones como los desahucios con las cuales "no puede haber paz". Para resolver esta problemática concreta y otras del mismo tipo, reclaman que la Administración "opte" y apruebe leyes y regulaciones orientadas a proteger a los más débiles.

Por último, de acuerdo con lo que recogen dos manifiestos de su documento de paz de este año, estos católicos de base plantean una "alternativa" que gire en torno a los diferentes movimientos sociales, para lo que llaman a provocar "rebeldías en red" que ayuden a mejorar el día a día de aquellos que padecen la pobreza y la exclusión social.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...