Católicos de base reclaman la retirada «lógica» de las cruces

Más de 150 asociaciones cristianas piden una «banca ética»

Los católicos que piden la retirada de los crucifijos en las aulas, el refuerzo de la laicidad del Estado, que están en contra de las manifestaciones contra el aborto o de las multitudinarias misas en pro de la familia tradicional hacen menos ruido que los que apoyan las tesis de la jerarquía. Pero también existen. En Galicia, algunos forman parte de las asociaciones de iglesia de base, que están formadas por más de 150 organizaciones y quieren que su voz también se escuche. Además de una postura heterodoxa, lanzan una idea para salir de la crisis: "la banca ética".

"Puede parecer que banca y ética son conceptos antitéticos, pero creemos que es posible", ironizaba ayer Miguel Fernández, portavoz de Somos Iglesia, que junto a otros representantes de asociaciones de base presentó el Documento da paz 2009 de la Coordinadora de Crentes Galegas e Galegos. Buscan que una serie de asociaciones crediticias que realizan pequeños préstamos a particulares y empresas con criterios de sostenibilidad, desarrollo y ética, más allá de los puramente economicistas, se lleguen a convertir algún día en una entidad financiera.

En Galicia están funcionando a pequeña escala algunas como Coop. 57, Triodos y O Peto, que lleva concedidos unos 70.000 euros en préstamos a más de una docena de proyectos. En unos meses comenzará a funcionar Fiare, una asociación mayor que las anteriores que tiene detrás el respaldo crediticio del Banco Popolare italiano. La intención de las organizaciones católicas de base es que Fiare se llegue a convertir en un banco alternativo al capitalismo tradicional.

En la presentación de este Documento da paz, varios portavoces de las asociaciones reivindicaron también una voz alternativa a la de la jerarquía eclesiástica. "Iglesia somos todos y hay muchos puntos de vista sobre las cuestiones de actualidad", aseguraba Carmela Capeans, de la Coordinadora. Creen, por ejemplo, que "las cruces en las escuelas deben desaparecer de forma lógica y paulatina, ya que en un Estado laico no debe haber símbolos religiosos en los ámbitos públicos".

También defienden los modelos de familia más allá del apadrinado por el presidente de la Conferencia Episcopal Española, Antonio María Rouco Varela. "Nunca hubo más protección a la familia que ahora. En esas manifestaciones no se pide por el bien de la familia, porque hay muchos otros tipos que son dignos de apoyo y respeto", explicaba Anuncio Moroño, otro de los portavoces de las asociaciones de base.

Unos 200 trabajadores de la textil Montoto hicieron ayer otro encierro en dos entidades financieras de Santiago para exigir que se firme hoy un plan de viabilidad para la empresa, Si no, dicen, 240 empleados "se irán a la calle".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...