Católicos de base rechazan que Rouco siga de líder de los obispos

El teólogo Tamayo denuncia la «estrategia integrista» conjunta del Vaticano y el cardenal Cristianos por el Socialismo le hace responsable del retroceso de la Iglesia

La pretensión del cardenal Antonio María Rouco Varela de presentarse a la reelección como presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE) para seguir al frente de los obispos durante tres años más, a pesar de que en agosto cumplirá 75 años y tendrá que presentar su renuncia al Papa como arzobispo de Madrid, fue recibida ayer como una afrenta por los representantes de distintos colectivos de católicos de base. Los consultados coinciden en reclamar cambios en la Iglesia española.

Juan José Tamayo, catedrático de Teología y Ciencias Religiosas de la Universidad Carlos III de Madrid y portavoz de la Asociación de Teólogos Juan XIII, cree que la voluntad de continuidad de Rouco, que ayer adelantaba este diario, «era previsible. Su permanencia al frente de episcopado forma parte de la estrategia de asegurar la continuidad del integrismo diseñada conjuntamente entre el Vaticano y Rouco». Para Tamayo, «Benedicto XVI necesita al cardenal gallego para que la Iglesia española no se desmande y no apueste por una línea más moderada o abierta».

JÓVENES Y MUY CONSERVADORES / El catedrático de Teología sostiene que el hecho de que últimamente se haya convertido en algo habitual cubrir las vacantes episcopales con obispos jóvenes y muy conservadores obedece a la estrategia de garantizar la pervivencia «del nuevo conservadurismo durante varias décadas».

Para Raquel Mayavibarrena, del colectivo de cristianos de base Somos Iglesia, resulta «chocante que una persona a punto de cumplir los 75 años se presente a la reelección». «Como siempre, echamos en falta la participación y la democracia en la Iglesia para que los obispos no sean nombrados sino elegidos», añadió. A su juicio, las elecciones para gobernar la CEE durante los próximos tres años «ya van muy condicionadas porque una buena parte de los obispos están nombrados o apoyados por Rouco». «A veces se oye que hay corrientes y obispos disidentes, progresistas o de algunas comunidades autónomas, que no comparten la visión centralista del arzobispo de Madrid. Ahora tendrán la ocasión de demostrarlo, de no permanecer callados, mostrar que piensan de forma diferente, votar con libertad y apoyar a un candidato distinto a Rouco».

«No creo que deba ser reelegido. Entre los obispos no hay ninguna mujer, es una cuestión de varones, y no participa para nada el pueblo creyente. No se entiende cómo sigue reteniendo tanto poder en la Iglesia española», afirma José María García-Mauriño, portavoz del movimiento Cristianos por el Socialismo.

García-Mauriño considera que el purpurado no representa al conservadurismo, sino que se ha convertido en un avalista de la línea que preconiza que la Iglesia dé marcha atrás y liquide las conquistas del concilio Vaticano II. «Ese retroceso redunda en que las iglesias están vacías, la juventud no quiere saber nada de la Iglesia, ni de los sacerdotes. No me parece que este señor deba seguir al frente de la Iglesia», insiste.

Evaristo Villar, portavoz de Redes Cristianas y del Foro de Curas de Madrid, reprocha a los obispos «no haber caído en la cuenta de que todos los sondeos los sitúan a la cola de todas las instituciones en España y de que el camino que siguen es diametralmente opuesto al del progreso social».

SILENCIO ANTE LA CRISIS / En opinión de Villar, mantener al frente de la CEE a Rouco «es uno de los factores de esta pérdida de credibilidad pública. [Los obispos] Guardan, al menos en Madrid, un absoluto silencio ante la crisis social. Se han convertido en un búnker conservador rodeado de los movimientos más integristas. También ignoran a la base crítica».

El portavoz de Redes Cristianas asegura que si finalmente sale reelegido, la permanencia de Rouco será «una mala noticia para la diócesis de Madrid, para toda la Iglesia española y para España». «¡Que Dios nos coja confesados si coincide con el ascenso a la presidencia del Gobierno de Mariano Rajoy, como apuntan las encuestas!», concluye.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...