Categoría: Historia

Carta colectiva de los obispos españoles a los obispos de todo el mundo con motivo de la guerra en España

Para leer el documento completo abrir el archivo PDF adjunto Venerables hermanos: 1º. Razón de este documento Suelen los pueblos católicos ayudarse mútuamente en días de tribulación, en cumplimiento de la ley de caridad de fraternidad que une en un cuerpo místico a cuantos comulgamos en el pensamiento y amor de Jesucristo. Órgano natural de este intercambio espiritual son los Obispos, a quien puso el Espíritu Santo para regir la...

La política religiosa de la República (1931)

Uno de los pilares teóricos sobre los que más se vertebró el pensamiento ilustrado fue el de una marcada separación entre la Iglesia y el Estado; una separación que permitiría a los pueblos avanzar por la senda de un progreso maduro y razonado en tanto que fruto de un proceso de autodeterminación colectiva libre de tutelas metafísicas como la que ejerció, durante siglos, la Iglesia católica en la vida moral...

Contrato de señoritas maestras en la Argentina de 1923

Señoritas maestras de 1923 durante la presidencia de Alvear, en el año 1923 en Argentina. CONSEJO NACIONAL DE EDUCACIÓN – CONTRATO DE MAESTRAS AÑO 1923 Este es un acuerdo entre la señorita ……………………………………………… maestra, y el Consejo de Educación de la Escuela ………………………………………………… por el cual la señorita ………………………………. acuerda impartir clases durante un período de ocho meses a partir del …………………………. de septiembre de 1923. El Consejo de Educación acuerda...

Encíclica legitimista de 1816

Ante la independencia americana recomienda fidelidad al rey católico y denuncia los terribles y gravísimos prejuicios de la rebelión A los Venerables [Hermanos], Arzobispos y Obispos y a los queridos hijos del Clero de la  América sujeta al Rey Católico de las Españas. PIO VII, PAPA. Venerables hermanos o hijos queridos, salud. y nuestra Apostólica Bendición. Aunque inmensos espacios de tierras y de mares nos separan, bien conocida Nos es...

Abjuración y condena de Galileo Galilei

Abjuración «Yo, Galileo Galilei, hijo del difunto Vincenzo Galileo, de Florencia, de setenta años de edad, siendo citado personalmente a juicio y arrodillado ante vosotros, los eminentes y reverendos cardenales, inquisidores generales de la República universal cristiana contra la depravación herética, teniendo ante mí los Sagrados Evangelios, que toco con mis propias manos, juro que siempre he creído y, con la ayuda de Dios, creeré en lo futuro, todos los...