Catalunya desatiende a los 1.250 alumnos que piden clase de islam

Educació pide profesores titulados, y dirigentes de la comunidad islámica dicen haberlos ofrecido Cinco autonomías podrán utilizar el primer libro de texto oficial de Religión para musulmanes

El presidente de la Unión de Comunidades Islámicas de España (Ucide), Riay Tatary, criticó ayer que poco más del 10% de los 74.000 alumnos de 6 a 16 años que lo demandan reciban clases de religión islámica en las escuelas e institutos públicos españoles. Entre las comunidades autónomas que desatienden las demandas de las familias que, en virtud de un convenio de colaboración firmado por la Comisión Islámica Española con el Gobierno central tienen derecho a recibir este tipo de formación, al menos desde el curso 1996-1997, figura Catalunya. Unos 1.250 alumnos solicitaron esas clases en el curso 2005-2006, según la Conselleria d'Educació.

Tatary lamentó que solo unas pocas comunidades, con Ceuta, Melilla, Andalucía y Aragón a la cabeza, hayan respondido a los requerimientos de la comunidad musulmana y hayan aceptado poner en marcha la materia.

El dirigente de la UCIDE, que hizo esas manifestaciones en Madrid durante la presentación del primer libro de texto de religión islámica para alumnos de primaria, se quejó en particular de que los 6.000 alumnos que han pedido la materia en la Comunidad de Madrid aún no hayan visto atendida su solicitud tras más de cuatro años de conversaciones con las autoridades autonómicas.

Una situación similar se reproduce en Catalunya, según Tatary. "Llevamos trabajando en esta materia mucho tiempo y hablando con las autoridades sin éxito. Todos los años, de forma ininterrumpida, hemos hecho llegar un escrito solicitando oficialmente a la Conselleria d'Educació esta enseñanza, pero normalmente no contestan", dijo.

OFRECIMIENTO
El dirigente musulmán admitió que se les había permitido dar algunas sesiones en los colegios fuera del horario, cuando entidades o centros cívicos lo han solicitado, pero que Educació ha desestimado la propuesta de que la materia se imparta dentro de la jornada escolar a pesar de haber ofrecido profesorado con "el título de maestro con el nivel C de catalán".

Fuentes de la conselleria explicaron que cuando se les había hecho llegar esa petición se había exigido a los solicitantes que el currículo básico a impartir estuviera acordado con el Ministerio de Educación y que, en primaria, los profesores tuvieran el título de maestro y, en secundaria, una licenciatura, pero no supieron explicar si la Comisión Islámica Española no les había podido garantizar el cumplimiento de esos requisitos.

El subsecretario de Educación, Fernando Gurrea, que participó en la presentación del libro, cifró en unos 10.000 los estudiantes que reciben formación confesional islámica. Gurrea precisó que los 34 profesores encargados de impartir estas clases en centros públicos aumentarán este año hasta 54. Y que el País Vasco, Canarias y Cantabria se incorporarán este curso a las comunidades que ofertan la materia.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...