Cataluña pone contenidos religiosos en la asignatura de Valores Éticos

La consejera Rigau dice que el currículo busca “acabar con el analfabetismo religioso”

La Ley Orgánica para la Mejora Educativa (LOMCE) recupera Religión como asignatura evaluable y establece una materia alternativa que se llama Valores Éticos que sustituye a la polémica Educación para la Ciudadanía. Cada comunidad autónoma puede hacer ajustes en los currículos. La Generalitat presentó ayer su propuesta, Cultura y Valores Éticos, que busca, según la consejera Irene Rigau (CDC), “acabar con el analfabetismo religioso” y en la que los credos se estudiarán desde un punto de vista histórico y cultural.

“Hay una parte de la cultura que está muy vinculada al tema religioso y que la haz de conocer tanto si haces religión como si no. La Navidad la vives como tradición o como fiesta religiosa, pero lo que queremos es que todos sepan por qué se celebra”, argumentó Rigau. Así, habrá contenidos religiosos tanto en Religión como en su alternativa. Esta materia la recibirán los alumnos de primero y tercero de Educación Secundaria Obligatoria (ESO), cursos en los que se despliega la LOMCE el próximo curso.

Las regiones recuperadas por el PSOE tras las elecciones del 24 de mayo recuperan Educación para la Ciudadanía en las horas de currículo de diseño propio. La propuesta de Cataluña, sin embargo, recoge que estos contenidos se aborden en las clases de las Ciencias Sociales, explicó Rigau.

El currículo de esta materia, según adelantó ayer La Vanguardia, fue diseñado por filósofos, expertos en cultura y profesores de la Facultad de Teología de Cataluña. La asignatura bebe de la filosofía, la cultura clásica (el nacimiento de Grecia y Roma), la influencia en el arte y la religión desde un punto de vista histórico y cultural. La Generalitat ha querido reforzar la formación en humanidades, mermada por lo que dictamina la reforma educativa.

Rigau aseguró que el “ideal” sería que existiera una única materia general, pero recordó que el Concordato con la Santa Sede obliga a que el sistema educativo ofrezca de manera obligatoria Religión. Según cifras de la Comisión Episcopal de Enseñanzas y Catequesis, desde 2004 hasta el curso pasado el número de estudiantes que optan por estudiar la religión ha pasado del 73,3% al 63,5%. En el caso de los colegios públicos, las peticiones de esta enseñanza han caído más de 20 puntos en los diez cursos.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...