Castro perderá 800.000 euros si no inicia las obras en la iglesia antes de final de año

El anterior Gobierno reservó una partida para acometer la reforma que sólo puede utilizarse antes de que se apruebe el presupuesto para 2012

La Consejería de Cultura, Turismo y Deporte del Gobierno de Cantabria deberá comenzar las obras de rehabilitación de la girola de la iglesia de Santa María, en Castro Urdiales, antes de que finalice el año 2011. De lo contrario, la partida de 800.000 que el Ejecutivo saliente aprobó para este menester se perderá una vez se aprueben los nuevos presupuestos de 2012.
El director general de Cultura, Joaquín Solanas, es muy consciente de ello y, por eso, la Consejería está trabajando para que esas obras comiencen en el mes de octubre. Para entonces, deberá estar resuelto el proceso de adjudicación que comenzó en el mes de abril y que, a día de hoy, sigue en marcha debido a los continuos retrasos provocados, entre otras cosas, por el periodo preelectoral y el consiguiente cambio de gobierno.
A día de hoy, el procedimiento sigue su curso y está previsto que el jueves día 8 de septiembre se reúna la mesa de contratación para decidir qué empresa, de las 14 que se han presentado al concurso, cuenta con el proyecto más interesante. «Estamos en ello. No nos hemos olvidado porque arreglar la iglesia es una de nuestras prioridades desde que hemos llegado al Ejecutivo regional», dijo el consejero.
Si todo sale acorde a lo previsto, los castreños empezarán a ver actividad en Santa María en octubre. Eso sí, Solanas no garantiza que para antes de que finalice el año 2011 haya dado tiempo a invertir los 800.000 euros en su totalidad. «Si no da tiempo, devolveremos a la Hacienda pública lo que nos sobre y aprobaremos una nueva partida en los presupuestos de 2012. Ya lo estamos estudiando».
El mal de la piedra
Y es que arreglar este templo, que padece el mal de la piedra, requerirá de mucho dinero y muchos años. De momento, se destinará el dinero ya aprobado a rehabilitar la fachada exterior de la girola, obra que coincidirá con la realización del estudio de estabilidad, que conllevará un año de toma de datos y mediciones. Consistirá en colocar varios testigos en diferentes partes de la fachada para ir contemplando como evoluciona la misma (con sol, con lluvia, con humedad…).
En cualquier caso, Solanas pidió «paciencia» ya que se trata de tareas «que requieren de mucho tiempo por lo complicado del enclave en el que se ubica el templo». Según el director general de Cultura, el Gobierno regional pretende «hacer las cosas bien» y, precisamente por eso, «se irá poco a poco».
La Consejería tiene en su poder, desde 2008 el Plan Director, documento que contempla todas las obras a llevar a cabo y que apenas ha comenzado a aplicarse.

Archivos de imagen relacionados

  • iglesia Castro Urdiales
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...