Castilla del Pino recibirá el último adiós mañana en un acto laico en Córdoba

El psiquiatra Carlos Castilla del Pino, fallecido esta madrugada en Córdoba a causa de un cáncer, recibirá su último adiós mañana en una ceremonia laica que estará abierta a toda la ciudadanía y que posiblemente tendrá lugar en el Campus Universitario de Rabanales, si bien este punto está por confirmar.

El secretario de la Fundación Castilla del Pino, José María Valls, ha explicado hoy a los periodistas que este homenaje estará abierto a familiares, amigos, alumnos y a todo aquel que desee acercarse a despedir a Castilla del Pino, "una persona fundamental en la España de finales del siglo XX y uno de los puntales de la modernidad democrática".

Castilla del Pino, que será incinerado, nació en San Roque (Cádiz) en 1922, fue nombrado Hijo Predilecto de Andalucía en 1985 y académico de la Lengua, donde ocupaba el sillón "Q", es autor de numerosos ensayos e investigaciones relacionados con la neuropsiquiatría, además de dos novelas -"Discurso de Onofre" (1977) y "La alacena tapiada" (1991)- y ha intervenido en congresos nacionales e internacionales de psiquiatría.

Valls ha destacado que Castilla del Pino fue "una persona política por obligación y médico y psiquiatra por vocación" ya que, si bien su vida se orientó hacia la medicina, "entró en la política porque en tiempos franquistas no había otra opción".

Como psiquiatra supuso uno de los impulsores de la modernización, al tratar temas como el feminismo, el psicoanálisis o el marxismo aplicados a la sociología, mientras que como cordobés "era una de las personas que mejor conocía Córdoba", ha añadido Valls.

En ese sentido, la presidenta de la Comisión de Igualdad del Congreso de los Diputados, Carmen Calvo, que se ha acercado hasta el tanatorio de las Quemadas para dar su pésame a los familiares, ha indicado que Córdoba no siempre se portó con Castilla del Pino "como debiera" ya que era una persona muy reconocida en este país por su obra y su firmes convicciones, algo que la sociedad y la universidad cordobesa "no siempre consideró en su justa magnitud".

Calvo ha afirmado que con su fallecimiento "España pierde a un testigo moral y coherente de su historia", un testigo "encomiable de la izquierda de este país" y un intelectual cuyo ámbito de creación era "inabarcable".

Por su parte, la directora de la Fundación de Castilla del Pino y coordinadora del área de Salud Mental del Hospital Reina Sofía de Córdoba, Eudoxia Gay, ha explicado que el legado del psiquiatra "quedará o perdurará en todos los profesionales de España" ya que "Castilla del Pino siempre prefería que lo consideraran un profesor".

Asimismo, Gay ha señalado que la Fundación de la que es directora organizará un acto de homenaje hacia el psiquiatra y de recuerdo de su obra en los próximos meses.

La psiquiatra ha comentado que "cuesta trabajo ver a Castilla del Pino en términos de pérdida" ya que "ha vivido la enfermedad que se lo ha llevado trabajando hasta el último día", y por que "todo en él ha sido una ganancia".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...