Castigo del blasfemo

Los textos sagrados han influido para generar fanatismo religioso, intolerancia contra quienes no comparten su creencia y violencia por mandato divino,… algo no sólo presente en el Corán, también en la Biblia.

Como ejemplo este texto del Levítico 24: 10-16 según la edición de La Biblia de las Américas

10 El hijo de una mujer israelita, cuyo padre era egipcio, salió entre los hijos de Israel; y el hijo de la israelita y un hombre de Israel lucharon en el campamento. 11 Y el hijo de la israelita blasfemó el Nombre, y maldijo. Entonces lo llevaron a Moisés. (El nombre de su madre era Selomit, hija de Dibri, de la tribu de Dan.) 12 Y lo pusieron en la cárcel[a], hasta que se les aclarara la palabra[b] del Señor.

13 Entonces habló el Señor a Moisés, diciendo: 14 Saca fuera del campamento al que maldijo, y que todos los que lo oyeron pongan las manos sobre su cabeza, y que toda la congregación lo apedree. 15 Y hablarás a los hijos de Israel, diciendo: “Si alguien maldice a su Dios, llevará su pecado. 16 “Además, el que blasfeme el nombre del Señor, ciertamente ha de morir; toda la congregación ciertamente lo apedreará. Tanto el forastero como el nativo, cuando blasfeme el Nombre, ha de morir.

Footnotes:

  1. Levítico 24:12 O, bajo custodia
  2. Levítico 24:12 Lit., para declararles con claridad según la boca
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...