Carta al Decano de Derecho ante la celebración religiosa de la festividad patronal

Estimado compañero: Pertenezco a al Asociación Granada Laica cuyo fin es la defensa de la aconfesionalidad del Estado, según viene recogida en nuestra constitución, aconfesionalidad cuyo objetivo es salvaguardar el derecho a la libertad de conciencia de todos los españoles evitando la discriminación, positiva o negativa, de unas creencias o convicciones frente a otras por parte de las Instituciones Públicas.

       Es por ello que leo con sorpresa que entre los actos oficiales que programa la Facultad que diriges figura el martes 23 «Misa en la Iglesia Universitaria de los Santos Justo y Pastor». En primer lugar, y por si estuviera equivocado, repaso el Directorio de nuestra Universidad y no encuentro que la Iglesia mencionada pertenezca a la misma. En segundo lugar, creo en todo punto improcedente que se programe una actividad religiosa como acto oficial de esa Facultad, precisamente la de Derecho. Si esto ocurriera en un Colegio de Enseñanza Primaria el escándalo ocuparía portadas de los periódicos. En tercer lugar, me parece lamentable que se siga manteniendo para estas fiestas la vinculación tradicional con los Santos Patrones católicos para lo que deben ser actos académicos donde se celebren los logros y méritos que las diversas disciplinas.

    La Universidad debe ser punta de lanza en el progreso social e intelectual de la sociedad, foro donde todo pueda ser sometido a crítica y debate, y al tiempo repositorio de nuestras mejores  tradiciones, pero ninguna apelación a costumbres ancestrales puede hacer que se mantengan en la misma actividades o actitudes que contradigan los principios de básicos de nuestro ordenamiento y de la defensa de los derechos humanos.
Cordialmente,
Rafael Gallego Sevilla  Catedrático de Universidad Granada    Coordinador de Granada Laica

Respuesta del Decano de Derecho

Mi querido amigo y compañero: Con relación a tu atenta carta quisiera significarte que el Programa de Actos del Patrón de la Facultad de Derecho ha sido establecido, como todos los años, por organos de gobierno democráticos de la misma, sin que hasta el momento ningún miembro del Centro haya hecho llegar a dichos órganos ninguna sugerencia para introducir modificaciones en el mismo, lo que permite suponer que su estructura no hiere la sensibilidad de los miembros de la Facultad. No te quepa la menor duda de que si el Programa incluyese aspectos improcedentes para la libertad de conciencia, escandalosos en lo que se refiere a un escrupuloso respeto a los Derechos Humanos o lamentables respecto de la interdicción de la discriminación, ni los miembros de los órganos de gobierno los hubiesen introducido ni los miembros de la Facultad los hubiesen soportado sin denunciarlos. Es más, el hecho de que se mantengan las fiestas de los Patronos de los Centros, pese al elevado número de miembros de la Comunidad Universitaria que no son creyentes o participan de credos religiosos distinto al católico, creo que puede ser entendido como una manifestación de madurez y tolerancia que debe ser especialmente valorada en una ciudad como Granada que históricamente -y muchas veces en nombre de la tolerancia- ha sido escenario de las más graves manifestaciones de imtolerancia por parte de absolutamente todos los grupos y culturas que han configurado su historia. Muchas gracias por tus  sugerencias y un fuerte abrazo.

José Miguel Zugaldia Decano de Derecho

Respuesta de Rafael Gallégo. Coordinador de Granada Laica

Querido compañero:

Muchas gracias por tu respuesta personal a mi carta referida al programa de actos de las fiestas de la Facultad de Derecho.

Permiteme discrepar de tus argumentos:

1.- Como profesional del derecho mejor sabes que yo, lego en estas materias, que el fucionamiento democrático de las instituciones minimiza, pero no evita, que se produzcan errores o abusos. Es la libertad de crítica y la vigilancia que todos los ciudadanos debemos ejercer, y que la democracia permite y debe alentar, la que ayuda a corregir estos errores o abusos. No es gracias a la bondad de los miembros de los organos democráticos que estos repetan las leyes y los procedimientos, sino a que la transparencia que el sistema democrático  impone, impulsa los convencidos y también a los remisos a ser escrupulosos con el cumplimiento de las normas.

 2.- Aunque no se haya recibido crítica por parte de miembros de esa Facultad si se ha recibido una, la mia, de un miembro de esta Universidad. No creo que en materias como esta pueda defenderse un ambito de decisión inalienable y exclusivo de la Facultad de Derecho.

3.- La ausencia de crítica interna en esta materia debería preocuparte más que reconfortarte pues es seguro que no son pocos los miembros de tu Facultad que se preocupan de que el derecho a la Libertad de Conciencia sea respetados en otros ámbitos, tales como la educación escolar de sus hijos o en la aplicación de la Justicia. Si en la
Facultad de Derecho la critica no existe, puede deberse quizá a la ausencia de canales adecuados para evacuarla, o que estos, por alguna razón, están cegados.

4.- Aciertas al señalar que gracias a la tolerancia de quienes no son católicos perviven actividades y manifestaciones de instituciones públicas que discriminan a los ciudadanos en razón de la religión.
Pero es tolerancia en su acepción primera del Diccionario de la RAE «Tolerar: 1.-Sufrir, llevar con paciencia», y también en la segunda «Tolerar: 2.-Permitir algo que no se tiene por lícito, sin aprobarlo expresamente».

5.- La «madurez» que reputas a quienes sufren con paciencia o permiten actos que no tienen por lícitos no creo que sea menor que la de aquellos que carecemos de esta virtud en el mismo grado o preferimos denunciar lo que tenemos por ílicito, quizá más bien al contrario.

En cualquier caso, agradezco tu correo, pero considero que es necesario que este debate se produzca en nuestra Universidad, pues no es el caso de la Facultad de Derecho el único, por lo que creo que lo procedente es que lo inicie mediante el mismo escrito remitiéndotelo a través de los canales institucionales.

Un cordial saludo, y confio en que, salvando la materia en la que  discrepamos, las fiestas de la Facultad de Derecho hayan sido un exito.

Rafael Gallego  Catedrático de Universidad

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...