Carta abierta al colectivo ERELGUNE

Distinguidos señores / distinguidas señoras miembros de ERELGUNE:

Por diferentes vías, ha llegado a nuestra asociación un documento firmado por el colectivo de docentes de religión que ustedes integran (texto que se reproduce integramente al final de este comunicado), y al que parece oportuno responder.

En primer lugar, dicen ustedes no ser adoctrinadores. Sin embargo, es una realidad innegable que su presencia en los centros educativos como profesores de religión católica se debe al Acuerdo del Estado español con la Santa Sede de 1979 sobre enseñanza y asuntos culturales, que actualiza en ese ámbito el Concordato de 1953.

Están ustedes, pues, desempeñando su labor docente pagada con fondos públicos en virtud de una idoneidad, de una designación, efectuada por los obispos para impartir la doctrina católica, según se desprende esta del actual catecismo y de las instrucciones dictadas al respecto por la Conferencia Episcopal Española. A las páginas sobre enseñanza y catequesis, asuntos coordinados por el señor Cañizares, puede acceder cualquier ciudadano. El más elemental respeto a la verdad exige, pues, sostener la afirmación de que propagan ustedes una doctrina y una moral particulares, dictadas desde las jerarquías de la Iglesia Católica, y de que su labor es la de adoctrinadores y catequistas. Si el mero enunciado de la realidad resulta para ustedes insultante y lesionador de su dignidad humana , ello no puede deberse a ninguna intención de ofensa por nuestra parte, sino más bien a una deformación intelectual o moral de la que son los únicos responsables. Les rogamos que nos hagan saber en qué textos firmados por la Asociación Europa Laica se encuentran las ofensas y los atentados a que ustedes aluden para que no caigamos en la tentación fácil de pensar que recurren a la calumnia, a falta de mejores argumentos.

Sobre las razones que impulsan al movimiento laicista (y en particular a nuestra asociación) a reclamar de manera insistente la salida de la religión de la escuela, nos remitimos a nuestro Plan de Acciones y Campañas, que adjuntamos a la presente carta abierta. En él podrán, además, hacerse con una noción más precisa sobre qué defienden el laicismo y opciones a él opuestas, como la “laicidad inclusiva”, para evitar tener que recurrir a dicotomías tan toscas como “laicidad positiva / laicidad en negativo”, que denotan carencias intelectuales fáciles de disimular.

En todo caso, les agradecemos que su escrito ponga de manifiesto la profunda complicidad del profesorado de religión católica designado por los obispos y la plataforma liderada por la Fundación CIVES.
Un atento saludo.
Juan Francisco González Barón,
Presidente de la Asociación Europa Laica.

Talavera de la Reina, 17 de abril de 2005.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...