Carta a José Luis Rodríguez Zapatero

Estimado Sr. D. José Luis Rodríguez Zapatero:

En primer lugar, reciba la felicitación de nuestra Asociación por su reciente victoria electoral, que esperamos redunde en beneficio de la sociedad española en general y de los valores del laicismo en particular.

Nuestra Asociación, nacida en el año 2001, se preocupa de todo lo relativo a la difusión del laicismo como valor positivo aunque, por desgracia, en estos años hemos tenido motivos para preocuparnos por la situación de la enseñanza de la religión en la escuela pública.

Nuestros esfuerzos han logrado a su favor resoluciones de la Defensora del Pueblo de Castilla-La Mancha o adhesiones como la del Consejo Escolar Municipal de Albacete, el alcalde de Albacete, y diversas fuerzas políticas y sindicales. Nuestro trabajo tuvo cierta repercusión nacional al organizar en Julio del  2003, junto a la Asociación Europa Laica, el III Encuentro Estatal por el Laicismo.

Nos dirigimos a usted para, como futuro presidente del Gobierno de España, realizarle dos peticiones:

La primera de ella ha sido reiteradamente anunciada por usted y su partido en los últimos meses: la revocación de la LOCE, especialmente en los aspectos relacionados con la enseñanza de la religión, unilateralmente impuestos por el Partido Popular, y que nos hacían retroceder a una situación preconstitucional. Sabemos que usted ha hecho pública su intención de adoptar esta medida. Desde nuestra Asociación le animamos a que emprenda esta tarea sin demora, impidiendo la entrada en vigor de la Disposición Adicional Segunda de la LOCE en Septiembre de 2004. Para ello cuenta con todo el apoyo de los colectivos laicos pero, lo que es más importante, con el apoyo de unos catorce millones de españoles que votaron opciones políticas que proponían la derogación de la LOCE.

Nuestra segunda petición intenta apuntar directamente al origen de las poco deseables circunstancias que regulan la enseñanza de la religión en las escuelas públicas de nuestro país. Es hora ya de que nuestro estado afronte esta cuestión con firmeza y con claridad: la situación actual es herencia de un Concordato franquista y unos Acuerdos con la Santa Sede preconstitucionales. Otros Gobiernos socialistas del pasado no terminaron por solucionar definitivamente este problema, y la posterior victoria de una derecha alineada con el catolicismo más conservador ha estado a punto de llevar a nuestra enseñanza pública a un estado de confesionalidad que terminaba por afectar incluso a los hijos de familias no creyentes.

Le pedimos que con todo el tacto pero con toda la decisión afronte la tarea, plenamente conforme a nuestra Constitución, de separar definitivamente la enseñanza de la religión del periodo lectivo obligatorio. En estos momentos la sociedad española, una sociedad mucho más moderna que sus anteriores gobernantes como todas las encuestas demuestran, está tan perfectamente preparada para ello como para las medidas que usted ha anunciado en materia de igualdad y derechos civiles.

Para nosotros volver a la regulación de la enseñanza de la religión y de su alternativa anterior a la LOCE no es la fórmula ideal. Comprendemos que pueda ser una fórmula transitoria mientras se regula qué sucede con la LOCE, pero es una fórmula que no proporciona la solución definitiva del problema. Esta solución sólo vendrá cuando, definitivamente, la enseñanza pública quede desligada en su periodo lectivo obligatorio de la enseñanza de la religión.

Esperamos que tome en consideración esta petición, que sabemos compartida por la mayoría progresista de este país que le ha elegido para gobernar, y que no vulnera los derechos constitucionales de los colectivos de creyentes.

Esperando su respuesta, le deseamos por el bien de la sociedad española todos los aciertos en sus tareas de Gobierno.

Reciba un cordial saludo.

Enrique Cerro Aguilar
Presidente de la Asociación Escuela Laica de Albacete

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...