Carta a El País en relación con la financiación de la iglesia

No entiendo porqué la Iglesia Católica no contempla la forma de financiación más lógica, que la financien los católicos, a través de una cuota al margen de los impuestos como hacemos todos los demás, pagamos nuestros impuestos para el sostenimiento de los servicios públicos, y además los que pertenecemos a asociaciones pagamos las cuotas correspondientes.

Bautizados estamos una gran mayoría, al margen de nuestra voluntad porque tradicionalmente se hace en los primeros meses de vida, pero una parte de los bautizados no somos católicos ni queremos pertenecer a la Iglesia. Si nos atenemos a las encuestas parece que alrededor del 81% de la población se consideran católicos  pero solo el 20 % cumplen con la misa semanal (¿cómo se entiende eso?¿hay tantos católicos que pasan de su Iglesia?) y optan por la casilla de la iglesia católica alrededor de un 30% de los contribuyentes. ¿Qué significa este galimatías? Ante esa confusión de cifras se impone saber cuantos católicos hay,  para ello tendría que haber un registro pero ¿alguien tiene interés en saber cuantos católicos hay?, da la impresión de que no.

¿Cómo es posible que no haya ninguna duda de que los inscritos en cualquier asociación sepamos que tenemos que mantenerla con nuestra aportación, salvo los católicos?.

¿Por qué hay que mantener el parafuncionariado que constituye este ejército de sacerdotes, jerarquía, profesores…? Cuando nos están diciendo que no hay dinero suficiente para cubrir las necesidades de profesores en la escuela pública,  médicos, enfermería, guarderías públicas, asistencia domiciliaria……..

¿Por qué la institución que tiene un mayor patrimonio inmobiliario reclama la escuela pública para dar clases de religión?.

¿Por qué hay que financiar una Iglesia que muestra públicamente su ingente riqueza con esos alardes ceremoniales hechos de una multitud de jerarcas envueltos en valiosísimos ropajes de sedas y oros, rodeados de obras de arte de incalculable valor?

¿Por qué ser católico no implica un compromiso con la Iglesia que incluye el pago de una cuota?.Actualmente ser católico no compromete a nada.

¿Qué va a pasar cuando el resto de las religiones reclamen el mismo trato?.

 No estamos en un Estado aconfesional, sino monoconfesional que será pluriconfesional cuando tengamos que mantener a todas las iglesias que uno imaginarse pueda.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...