Carmena y el arzobispo de Madrid asisten con el padre Ángel a la cena de Nochebuena de Mensajeros por la Paz

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, asistió a la cena de Nochebuena para dos centenares de personas sin hogar organizada por Mensajeros de La Paz, a las que felicitó la Navidad y recordó que ella está “para todos los madrileños”. “La alcaldesa de Madrid está para todos y cada uno de los que vivís aquí. Siempre me tendréis para lo que necesitéis”, fueron las palabras que ha dirigido Carmena a los comensales, quienes la aplaudieron y vitorearon.El año pasado, esta cena se celebró de la misma manera, salvo que tuvo lugar en el Palacio de Cibeles, la sede del Ayuntamiento de Madrid. En esta ocasión, tuvo lugar en un edificio municipal de la céntrica calle Farmacia, cuyas puertas, ya a las 19:30 h de la tarde, se vieron abarrotadas de personas sin hogar que llevaban una invitación que les permitía asistir a esta cena.No fue hasta las 20:00 cuando los voluntarios de Mensajeros de la Paz abrieron el paso a los invitados, por cuestiones de seguridad, que entraron en orden al comedor. En él, les esperaba una gran alfombra roja y música de villancicos, acorde con la celebración, y además algunos aprovecharon la ocasión para bailar, cantar e incluso hacerse fotos con los adornos navideños.

Con Osoro y el padre Ángel 
El menú para esta ocasión constó de langostinos e ibéricos como entrantes, un consomé, merluza con almejas y, de postre, arroz con leche, así como dulces navideños. El presidente de la Mensajeros de la Paz, el padre Ángel, fue el encargado de dar la bienvenida a los asistentes a la cena. Después de sus palabras de ilusión, algunos comensales le gritaron “¡Viva el Padre Ángel!”.

Como el año pasado, el cardenal de Madrid, Carlos Osoro, quiso saludar también a estas personas, así como bendecir la cena. El cardenal les trasladó la importancia de la belleza del ser humano, una imagen de la que afirmó  que hay que “hacer gala” y, tal y como manifestó, siempre hay que resaltar.Después, a las 24.00 horas, el padre Ángel ofició en la cercana iglesia de San Antón, en la calle Horteleza, la tradicional misa del gallo.Esta es la segunda vez que el Ayuntamiento colabora con Mensajeros de Paz en estas cenas de Nochebuena y ha atendido esta iniciativa del padre Ángel, quien, en la primera, la celebrada el año pasado, aseguró que se había sentido inspirado por el papa Francisco. Además, subrayó que la solidaridad no conoce ideologías y resaltó el significado la Nochebuena: “Tiene toda la importancia del mundo para decir al mundo entero y a los cuatro vientos que somos solidarios con los menos favorecidos, que tenemos la solidaridad a flor de piel”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...