Carmena señala en el Vaticano que «el Papa Francisco es un ejemplo»

«Creo que el ejemplo es uno de los elementos para modificar conductas».  Invita a reflexionar sobre las causas de la prostitución, «terrible crimen»

En el acto, los regidores de 65 ciudades estaban llamados a abordar la lucha contra el cambio climático y fenómenos propios de la denominada esclavitud moderna

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, señaló hoy en el Vaticano la necesidad de que la clase política sea ejemplo para la sociedad y dijo que la lucha por los derechos humanos pasa también por combatir la corrupción.

«No se puede desglosar el cumplimiento de los derechos humanos de la lucha contra la corrupción. La corrupción política lo que hace es plantear dos sociedades diferentes: la aparente o formal y la real», señaló en un foro con alcaldes de todo el mundo en el Vaticano.

Y añadió: «Si todos los esfuerzos de los DDHH los centramos sobre la aparente, la formal, queridos amigos no haremos nada. Porque lo que está detrás es la real«.

En el acto, los regidores de 65 ciudadesestaban llamados a abordar la lucha contra el cambio climático y fenómenos propios de la denominada esclavitud moderna, como la trata de blancas o los trabajos forzados.

La alcaldesa de Madrid comenzó agradeciendo la intervención de dos jóvenes mexicanas que rememoraron previamente los años en los que permanecieron sometidas en una situación de esclavitud sexual y laboral.

«Está claro que hay un bien y hay un mal. Necesitamos convenciones, protocolos y tratados pero falta una cosa: necesitamos reflexionar sobre por qué, cuál es el compromiso», refirió.

Explicó ante los asistentes que el Ayuntamiento de Madrid ha fijado un programa que busca conectar mujeres.

«Es un programa que busca reducir el daño a las mujeres que son prostitutas. Hemos conectado a 7.500 mujeres víctimas. Queremos ver qué podemos hacer desde el Ayuntamiento», dijo.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, invitó hoy en el Vaticano a hacer unareflexión sobre las causas de la prostitución, un «terrible crimen» que atribuyó en parte a la falta de educación sexual.

Carmena intervino ante un foro de alcaldes de todo el mundo convocado en el Vaticano y pidió «reflexionar con sinceridad por qué somos una sociedad que no ha educado la sexualidad, que no le ha preocupado el proceso de la sexualidad».

La alcaldesa dijo que en el Ayuntamiento de Madrid «se ha visto la necesidad de concienciar a la sociedad, a los consumidores de la prostitución sobre qué es lo que se está haciendo».

Y sugirió a los asistentes al foro en la Santa Sede a ver «unos muy interesantes vídeos que desde la fundación Lydia Cacho se han hecho en los institutos, en los colegios, donde entre los muchachos se suscita el tema de por qué uno va de putas, por qué uno acepta la prostitución».

«Es necesario hacer esto», defendió la alcaldesa, quien añadió: «Pero para mí esto no puede ser una actividad meramente añadida o conveniente».

Y en este momento fue cuando apeló a esa reflexión «con sinceridad» sobre el fenómeno de la prostitución.

También abordó la cuestión de las emisiones contaminantes en la capital española y señaló que una de sus prioridad es restringir el tráfico rodado para reducirlas.

En este sentido planteó la importancia de impulsar el uso del transporte público y se dijo orgullosa por ir en el metro porque, a su juicio, «es importante que las personas vean un ejemplo en sus representantes».

Asimismo se refirió a la cuestión de la igualdad en las ciudades y aseguró que uno de los objetivos de su Gobierno será abordar la desigualdad entre lo que consideró «barrios privilegiados» y barrios desfavorecidos.

Comparecencia tras su intervención

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, consideró hoy que el papa Francisco «es un ejemplo», tras intervenir ante un foro de alcaldes de todo el mundo convocado en el Vaticano.

«Me parece extraordinaria», respondió a la pregunta de qué le parece la figura del papa Francisco, de quien añadió que, según todo lo que ve y lee sobre él, Jorge Bergoglio «es un ejemplo».

«Creo que el ejemplo es uno de los elementos para modificar conductas«, explicó, porque los comportamientos «no se modifican con leyes, se modifican con convicción, y ayuda mucho a la convicción las actitudes ejemplares».

Aclaró que no se refirió a la ejemplaridad de la Iglesia en general, sino «a la ejemplaridad del papa Francisco».

De la Encíclica del pontífice «Laudato si» destacó «la cultura de los cuidados», porque «tiene que ver con un gran movimiento que hay en el mundo, que es la economía de los cuidados, que empieza a ser consciente de que hay un valor del cuidado que hasta ahora se ha desconocido».

Y añadió que «si no tuviéramos los cuidados, si no tuviéramos muchos que nos cuidan, no habría vida».

«Creo que es muy bonito focalizar eso, la economía de los cuidados, y a partir de ahí ir a esa cultura de los cuidados a la que se refiere el papa Francisco, que a mí me ha gustado mucho».

Carmena y alcaldes de otras 65 ciudades de todo el mundo participan en un foro que durante dos días se celebra en el Vaticano para debatir sobre cambio climático y esclavitud moderna.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...