Carmen Carreras (IU) anuncia la presentación de una moción para un consistorio laico en Castellón

Lo que queremos es que el Ayuntamiento no se vincule con ninguna creencia o entidad espiritual en particular»

Carmen Carreras (La portavoz municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Castellón) ha anunciado hoy la presentación de una moción para un consistorio laico: Desde Izquierda Unida creemos que ha llegado el momento de defender la laicidad como uno de los valores centrales, constitutivos y esenciales, de una sociedad democrática que permite, precisamente, garantizar que la Ciudad sea de todos porque no puede ser apropiada para nadie. La laicidad merece ser defendida constantemente de todas aquellas personas que pretenden imponerse sobre los cuatro valores superiores de nuestro sistema político: la libertad, la igualdad, la justicia y el pluralismo. Es por ello que desde Izquierda Unida creemos que es necesario que nuestro sea un Ayuntamiento laico .

Así mismo, Carreras ha querido explicar que entiende su grupo por laicidad: Para nosotros, la laicidad no es ni una religión más ni una opción materialista, pero tampoco debe confundirse con la mera aconfesionalidad o neutralidad de las instituciones públicas. La laicidad constituye una ética civil, universalista e independiente de cualquier confesión o ideología. La laicidad está pedagógicamente abierta a todas las aportaciones culturales, religiosas, filosóficas y científicas que sean capaces de desarrollar una reflexión crítica y comparada, y de esta forma resultan compatibles con las exigencias de una ciudadanía informada y responsable. La laicidad es, para nosotros, la única opción compatible con un Ayuntamiento democrático “.

Además, la representante de izquierdas quiso explicar cuál sería, en su opinión, la contribución de un Ayuntamiento laico en nuestra ciudad: Desde Izquierda Unida creemos que hay que construir un tejido cívico fundamentado en los valores de la pluralidad, de la tolerancia activa y del respeto democrático para todas y cada una de las opciones personales y sociales que no intentan imponerse por encima de las demás. Que, así entendida, la laicidad es la garantía de diálogo y de intercambio pacífico y fecundo entre las personas y las ideas. Es, por tanto, junto con la justicia social y económica, garantía de paz civil en el espacio público, que es la casa común de todas y todos los miembros de la sociedad. La laicidad puede hacer de la nuestra una sociedad mejor “.

Finalmente, la portavoz municipal de Izquierda Unida en el ayuntamiento de Castellón, quiso indicar las medidas concretas que se demandan en su moción: Lo que queremos es que el Ayuntamiento no se vincule con ninguna creencia o entidad espiritual en particular, de forma que los y las representantes de la Ayuntamiento no acudan, en su condición ningún tipo de acto de culto, celebración, conmemoración o fiesta que tenga un carácter confesional específico. Por supuesto, también nos negamos a que en ningún inauguración de obra pública o de edificio se visibilizará ninguna creencia determinada o que los cargos públicos tomen posesión de sus cargos ante símbolos que no sean los del Estado. En cuanto a las subvenciones, queremos que no se subvencione modo las actividades vinculadas a la expresión, transmisión o celebración de ningún tipo de culto religioso o manifestación espiritual y que no se realice ninguna inversión para conservar el patrimonio de una entidad confesional si esta inversión no revierte el objeto de la subvención en patrimonio cultural público. En el ámbito legislativo, queremos también que se redacte una ordenanza para regular las ceremonias civiles de acogida de recién nacidos y despedida a los muertos, así como instar al Congreso a regular que la enseñanza obligatoria tenga un carácter aconfesional. Por último, queremos que el Ayuntamiento realice un estudio sobre los símbolos religiosos en las dependencias municipales, discerniendo aquellos símbolos que son el producto del patrimonio colectivo o que representan un especial valor artístico, de aquellos que son imposiciones modernas en el espacio público, que deberán desaparecer. Consideramos que todas estas son propuestas respetuosas y viables que no quieren herir ninguna religión sino, por el contrario, respetar todas .

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...