Canonizaciones y cuentas bancarias

Juan Pablo II y Juan XXIII serán canonizados el próximo 27 de abril, Fiesta de la Misericordia, una celebración instituida precisamente por el papa polaco. El banco del Vaticano presentó el primer balance de su larga historia.

Fue un lunes lleno de anuncios importantes para el Vaticano, que comenzó el día comunicando la fecha de la canonización de dos papas al mismo tiempo, Juan Pablo II y Juan XXIII, el próximo 27 de abril, Fiesta de la Misericordia, una celebración instituida precisamente por el papa polaco para recordar a una santa de su país, Faustina Kowalska. Pero otros anuncios de ayer se refirieron a cuestiones más terrenales, como la publicación por primera vez en la historia del balance del IOR, el banco del Vaticano, y el comienzo de los trabajos de la comisión de los ocho cardenales de todo el mundo nombrados por el papa Francisco para asesorarlo en los cambios por hacer en la Iglesia en general y en la Santa Sede en particular. La comisión comenzó sus encuentros con el papa el sábado, aunque oficialmente lo harán desde hoy y hasta el 3 de octubre.

En el primer consistorio (o reunión de cardenales para decidir cuestiones de la Iglesia) realizado por el papa argentino se anunció que los dos pontífices serían consagrados en los altares en abril, un mes todavía viable por cuestiones meteorológicas para los polacos que quisieran asistir. Se sabía de antemano que serían canonizados juntos, desde que en junio pasado se dijo que Juan Pablo II podría llegar a los altares porque se le había comprobado su segundo milagro. Según establece el Código de Derecho Canónico, para ser beato se requiere la comprobación de un milagro, y para ser santo, otro. Pero éste no fue el caso de Juan XXIII, al que el papa Francisco eximió del segundo milagro y quiso canonizar en reconocimiento a su accionar dentro de la Iglesia y con el que él mismo se siente muy identificado. El prefecto para la Congregación para las Causas de los Santos, cardenal Angelo Amato, explicó en el consistorio que los dos papas vivieron en “tiempos de radicales transformaciones”, promoviendo “con autenticidad la dignidad del hombre”.

En cuanto a los ocho cardenales, cuya comisión ha sido bautizada por la prensa como el G8 o Grupo de los Ocho, por semejanza al grupo de los ocho o de los veinte países más desarrollados del mundo, se dio a conocer ayer el quirógrafo o documento escrito de puño y letra por el Papa, donde se explica por qué se formó esta comisión de la cual se habló en las reuniones previas al sínodo de obispos que eligió al nuevo pontífice en marzo. Surgió como un organismo que el Papa pudiera consultar singularmente o en equipos sobre cuestiones particulares, explicó el documento. El Papa no excluyó que al Grupo de los Ocho en el futuro se puedan agregar otras personas. En este sentido, el portavoz vaticano, Federico Lombardi, explicó que los ocho cardenales han trabajado durante estos meses, recogiendo propuestas y apuntes de todas partes del mundo. Se trata de unos 80 documentos que han sido hechos circular en la comisión, explicó Lombardi, quien además aclaró que “no se esperan decisiones o documentos particulares de la comisión en los próximos días”.

En cuanto al IOR (Instituto para las Obras de Religión) o banco del Vaticano, que ha sido el centro de repetidos escándalos financieros en los últimos años –especialmente ligados al lavado de dinero–, como resultado de la decidida campaña de transparencia realizada por el papa Francisco y que había comenzado en algunos aspectos con Benedicto XVI, hoy publicará por primera vez en la historia oficialmente su balance. Según la prensa italiana, el 31 de julio pasado daba como resultado un balance positivo de 87 millones de euros.

Pero los expertos convocados por el Papa para estudiar la reforma del IOR y de APSA (Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica) –que funciona casi como el banco central de la Santa Sede– estudian, se asegura, la posibilidad de fundir los dos organismos en un ente transparente que pueda entrar en la llamada “lista blanca” de la Unión Europea. Mientras tanto, según Lombardi, están pasando por una estricta revisión todas las cuentas corrientes existentes en el IOR.

Juan Pablo II y Juan XXIIII

Archivos de imagen relacionados

  • Juan Pablo II y Juan XXIIII
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...