Cañizares tiene autonomía total para vender bienes de la diócesis de hasta 150.000 €

Valencia Laica ha realizado un estudio en que aparecen en Valencia 1.253 inmuebles a nombre de la iglesia, de los que 513 viviendas, 155 aparcamientos y más de 100 locales comerciales.

El cardenal Antonio Cañizares, que en su última carta pastoral se pregunta «¿Por qué no se “venden” algunos de los bienes patrimoniales de la Iglesia y se destinan a los pobres?», tiene autonomía completa para vender bienes del Arzobispado de Valencia por valor de hasta 150.000 euros cada uno. Según aprobó la Conferencia Episcopal Española en 2006 y validó la Santa Sede en 2007, para los actos de enajenación de bienes de una parroquia o de una diócesis por valor de entre 0,1 y 150.000 euros no se exige ninguna autorización. Así pues, el párroco o el obispo puede formalizar el acto de venta si la finalidad es destinar lo recaudado a la caridad. En caso de que se trate de bienes por valor de entre 150.000 euros y 1,5 millones, el obispo requiere del consentimiento del Consejo Diocesano de Asuntos Económicos y del Colegio de Consultores, órganos asesores de la curia y del arzobispo en cada diócesis. Sólo en el caso de que el bien supere el millón y medio de euros se precisa consentimiento de la Santa Sede. También es obligatoria la autorización del Vaticano si es una venta de exvotos donados a la Iglesia o de bienes preciosos por razones artísticas o históricas.

Por tanto, sólo depende de la voluntad del cardenal Cañizares llevar a la práctica la sorprendente sugerencia lanzada por él mismo este fin de semana de vender patrimonio eclesiástico para destinarlo a caridad. Según fuentes del arzobispado, la propuesta pasará en breve al Consejo de Asuntos Económicos para que allí sea analizada. De entrada, el asunto de la atención eclesiástica a la pobreza marcó la reunión celebrada ayer en el Palacio Arzobispal de Valencia por los obispos de la Provincia Eclesiástica Valentina, integrada por las cuatro diócesis con territorio en la Comunitat Valenciana y las tres de las islas Baleares.

Los prelados valoraron la situación de las personas sin recursos y la asistencia que les ofrece la Iglesia y lamentaron la «penosa realidad en la que viven muchas personas pobres en nuestra misma realidad eclesial, sabiendo también que contamos con muchísimas personas, laicos, consagrados y sacerdotes, que dedican sus esfuerzos a paliar las penurias de tantísima gente», según informó al término de la reunión el secretario de la Provincia Eclesiástica y obispo de Menorca, Salvador Giménez.

A los párrocos, cofradías, hermandades y fundaciones de la Iglesia va la otra gran sugerencia lanzada por Cañizares acerca de destinar a los pobres el 10 % de los presupuestos de la diócesis y de sus instituciones.

Bienes iglesia Valencia  20150210

Bienes iglesia Valencia 20150210

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...