Cañizares promete subordinar EpC «a la doctrina social de la Iglesia» en Toledo

Juventudes Socialistas: «La soberanía popular está por encima de la opinión de un cardenal»

Aunque la ley impone este curso como fecha límite para impartir la nueva materia de Educación para la Ciudadanía (EpC), parece que la Iglesia no está dispuesta a dejar de lado su batalla contra la asignatura. El cardenal arzobispo de Toledo, Antonio Cañizares, envió una carta a los docentes de los centros religiosos de la provincia advirtiendo de que en ellos no se impartirá como marcan los Reales Decretos, sino “de otra manera” que se adapte a los dictados de la Iglesia.

El arzobispo de Toledo, una de las voces más beligerantes contra la nueva asignatura de EpC, que este año se impartirá en todas las comunidades autónomas, aseguró hoy que la materia se tratará en los centros religiosos de la provincia de acuerdo con la “doctrina social de la Iglesia” en lugar de con los contenidos establecidos en los decretos de cada autonomía.

Cumplirá con la ley "de otra manera"
En una carta dirigida a directores, profesores, padres y alumnos de los colegios de la provincia que ha publicado el diario La Tribuna de Toledo, Cañizares señala que el arzobispado cumplirá “escrupulosamente” la ley respecto a la asignatura, aunque entra en contradicción al asegurar que esta se enseñará “de otra manera” a la planteada en la LOE.

"Violaríamos el carácter de nuestros centros"
“En nuestros centros no podemos ni debemos impartir a nuestros alumnos esta materia tal y como está contemplada en los Reales Decretos. Se hará de otra manera, pues violaríamos el carácter propio de nuestros centros, el derecho de los padres a que reciban la formación religiosa y moral que decidan para sus hijos”, insiste su misiva.

Derecho "legítimo" a objetar
Además, el cardenal no duda en apoyar una vez más la objeción de conciencia a la asignatura, práctica que considera un “derecho legítimo”, aunque como ha manifestado el Gobierno en numerosas ocasiones, acogerse a dicha objeción supone suspender la asignatura, con lo que podría no conseguirse el título en los estudios correspondientes.

Según la doctrina social de la Iglesia
De la carta se desprende que los colegios religiosos impartirán Ciudadanía en los horarios que marca la legislación, y será evaluable, pero el contenido se apoyará “sobre la base de la verdad de la persona para que sean buenos y honrados ciudadanos que cumplen con los principios y mandatos judiciales”. Según el texto de Cañizares, la materia se cursará “en total fidelidad a la visión cristiana del hombre y de la sociedad y en conformidad con la doctrina social de la Iglesia”.

"No se impartirá"
Las palabras del arzobispo han despertado las críticas de Juventudes Socialistas de Toledo, quienes han emitido un comunicado en el que consideran que la asignatura “no se impartirá en los colegios religiosos de la provincia”. Por este motivo, el secretario general de la organización, José Antonio Luján, advirtió a Cañizares que “la soberanía popular está por encima de la opinión de un cardenal”.

Confusión
En este sentido, Luján recordó que “la moral válida en un Estado de Derecho es la que señala la Constitución y no el catecismo”. A su juicio, el PP y la Conferencia Episcopal intentan “confundir a los ciudadanos, al equiparar el adoctrinamiento propio de una asignatura como Religión con la formación en el respeto a los principios democráticos de convivencia y a los derechos y libertades fundamentales que caracteriza EpC”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...