Canadá incluye la Defensa de la Libertad Religiosa en su política exterior

Los líderes del Partido Conservador de Canadá afirman que están comprometidos con impulsar la defensa de la libertad religiosa como un objetivo importante de la política exterior de su país. En consecuencia, el gobierno está estableciendo una oficina de la libertad religiosa en su departamento de asuntos exteriores.

 En parte, la iniciativa se debe al asesinato de Shahbaz Bhatti el pasado 6 de marzo de 2011. Bhatti, un cristiano que ocupó el cargo de Ministro de Minorías de Pakistán, fue asesinado por islamistas a causa de su oposición a la ley de la Blasfemia y su defensa de Asia Bibi,  una cristiana condenada a muerte.

 EL IMPACTO DE UNA ACTITUD 
 El primer ministro canadiense Stephen Harper y otros funcionarios del Partido Conservador estuvieron reunidos con Bhatti en Islamabad, pocas semanas antes de su muerte, y quedaron impresionados por su determinación de luchar por la libertad religiosa  a pesar de las amenazas contra su vida.

 El asesinato de Bhatti, perpetrado por militantes de Tehrik-i-Taliban, estuvo precedido de cinco fatuas pidiendo su muerte y amenazas telefónicas de decapitación . Tales amenazas no le arredraron ni le hicieron callar:  “La ley de la Blasfemia es una herramienta de violencia contra las minorías, especialmente contra los cristianos. Me puede costar la vida, pero seguiré trabajando para modificar una ley que se usa para saldar asuntos personales”, declaró Bhatti ante las amenazas . El cumplimiento de su deber como Ministro de Minorías y su compromiso personal en el apoyo a las víctimas de la intolerancia de los islamistas radicales terminaron convirtiéndole en un mártir.

"El primer ministro (de Canadá) se vio profundamente afectado por esto, al igual que todos los que tuvieron la oportunidad de reunirse con él", dijo el ministro de Inmigración, Jason Kenney.

"Su visita a Canadá poco antes de ser asesinado ayudó a la visión dentro del gobierno de la realidad de este tipo de persecución", agregó Kenney.

 DERECHO PARA TODOS 
El ex líder del Partido Liberal, Michael Ignatieff también apoya la creación de la nueva oficina de la libertad religiosa. "Es una buena cosa, siempre y cuando defiende a todos los casos de persecución religiosa", dijo a The Globe and Mail. "No sólo los que están molestando a los grupos nacionales en el país".

"Y eso no pasa por alto otras violaciones de los derechos humanos, que suelen acompañar a la persecución religiosa", añadió Ignatieff, refiriéndose a "los límites a la libertad de la prensa, la negación de los derechos democráticos y la persecución".

El asesinato de Shahbaz Bhatti, Ministro de Minorías pakistaní de fe cristiana, motivó a los líderes políticos canadienses

Archivos de imagen relacionados

  • Shahbaz Bhatti ministro pakistan minorias cristianas
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...