Camacho defiende el «gran comportamiento» de la Policía, aunque exigirá responsabilidades por los excesos

El ministro del Interior asegura que «no se dio orden de proteger» a los peregrinos sobre los laicos durante la JMJ

El ministro del Interior, Antonio Camacho, ha defendido este viernes la actuación de la Policía, que, en su opinión, “ha tenido un gran comportamiento estos meses”, por lo que considera que “sería injusto juzgarles”. Camacho ha agregado, no obstante, que “se exigirán responsabilidades tras la investigación” sobre los excesos de algunos agentes.

En una entrevista en la SER, Camacho ha pedido que no se juzgue a la Policía “por la extralimitación de algunos”, y ha instado a esperar los resultados de la investigación. El titular del Interior fue preguntado por la apertura de expediente por falta grave a tres agentes antidisturbios después de que se conocieran las imágenes que mostraron un excesivo uso de la violencia por parte de algunos antidisturbios durante la marcha laica y los días posteriores. 

Los policías también han denunciado
Camacho ha asegurado que vio las imágenes, pero ha insistido en esperar al resultado de la investigación. El ministro ha puntualizado que “hay varias denuncias interpuestas, también por parte de la Policía, por amenazas contra agentes. “Hay que investigar todo lo que genere dudas. Ya llegaremos a las conclusiones”, ha afirmado. 

Los indignados y los otros
Preguntado por la mano dura aplicada por la Policía durante la Jornada Mundial de la Juventud, en contraste con la permisividad ante las manifestaciones del 15-M, Camacho ha hecho una diferenciación entre “los indignados” y “los elementos violentos” que han aparecido después y que se aprovechan de la imagen de ese movimiento. 

Radicales que se aprovechan del 15-M
“El 15M demostró durante un tiempo que es una organización capaz de generar ideas, todavía lo es, y eso alabable. Hemos dicho durante años que la juventud estaba dormida, no nos podemos quejar de que planteen respuestas, pero en un momento se levantan de Sol, dejan el punto de información y empiezan a aparecer antisistema y radicales que se aprovechan de la imagen el movimiento. Ahí comienzan los problemas, se radicaliza un espectro de personas que no tienen que ver con el espíritu del movimiento”, ha explicado Camacho. 

Según el ministro del Interior, “no hay que confundir el 15-M con esos elementos violentos”, entre los que hay incluso, “gente con muchos antecedentes penales”. 

“No se dio orden de proteger a unos sobre otros”
El titular del Interior ha opinado sobre la marcha laica, cuya celebración en la víspera de la llegada de Benedicto XVI a Madrid ha sido criticada por sectores de la derecha. “En una democracia todas las ideas pueden expresarse y al mismo tiempo también. Las organizaciones que la diseñaron lo hicieron democráticamente, el problema fue la presencia de elementos radicales que tensaron la situación”, ha valorado Camacho. 

Preguntado sobre si se dio orden de proteger especialmente a los peregrinos, Camacho ha respondido que la orden era “garantizar que la manifestación no afectará a la convivencia ciudadana”, pero “no se dio orden de proteger a unos sobre otros”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...