Cálido homenaje a Antonio Aramayona

Homenaje a Antonio Aramayona. Foto: Pablo Ibáñez.

El pasado martes 5 de julio, decenas de personas se congregaron en el CSC Luis Buñuel de Zaragoza con motivo de rendir homenaje a la figura de Antonio Aramayona en el aniversario de su fallecimiento. Entre los asistentes se encontraban familiares, amigos, alumnos y admiradores de la labor que el profesor desempeñó. En el acto se recordó a Aramayona como un ejemplo y referente de lucha, rebeldía y, sobre todo, de bondad y generosidad.

“Antonio era un Revolucionario, de los que llevan la r mayúscula”. De aquellos que hacen honor a la frase de Ernesto “Che” Guevara: “El verdadero revolucionario está guiado por verdaderos sentimientos de amor”. Así describió a Antonio Aramayona una de esas amistades casuales que se granjeó durante sus protestas en la calle Alfonso. “Antonio escribía y hablaba bien porque pensaba bien”, pronunciaba otro asistente. De esta forma, mediante la palabra, se homenajeó la figura del profesor durante la tarde del pasado miércoles 5 de julio en el CSC Luis Buñuel. Más de una decena de personas tomaron el micrófono con motivo de recordar el carácter altruista y justo de la lucha que llevó a cabo Aramayona.

Al comienzo de la sala, se colocó una mesa en la que sobresalía un gran marco con fotografías del profesor y de los asistentes al homenaje realizado el año pasado. Asimismo, se situaron diversas viñetas y un mural en el que se podían plasmar las huellas. Ante ellos, se sucedieron los discursos – algunos improvisados y otros, no tanto- , los poemas, las citas e, incluso, canciones con las que se recordó al profesor que  “continúa estando en los actos cotidianos, en la fuerza de los que no nos callamos”, subrayó otra asistente.

“La ética es algo que se tiene que practicar día a día y los actos tienen que reforzarla. Pensaba como actuaba y actuaba como pensaba”, destacó uno de sus antiguos alumnos de filosofía, quien añadió que Aramayona era “de esas personas que habían ayudado a que lo que pienso, lo que quiero y lo que hago coincidan”.

Desde la asociación Movimiento Hacia Un Estado Laico (MHUEL), se recordó un momento en el que Aramayona se levantó de su silla para “sujetar el cartel con rabia para reclamar un Ayuntamiento y Gobierno laicos”. Otra de las asistentes, recordó la reivindicación que el profesor inició en 2015 ante el edificio de la antigua Capitanía General con un cartel que rezaba “Otra vez, no a la guerra”. La Asociación Libre de Abogados y Abogadas destacó su amistad con Aramayona surgida a raíz de la relación profesional.

Entre las dedicatorias y la lectura de alguno de sus artículos, predominó la universalidad de los actos de Antonio Aramayona y su perseverancia por la necesidad de que “iniciásemos una revolución interior que persiguiera la consonancia entre lo que decimos y hacemos”. El acto culminó con el Canto a la Libertad de José Antonio Labordeta.

Antonio Aramayona era socio de Europa Laica.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...