Calendario festivo

El 15 de agosto es una de esas fechas en las que los poderes político y religioso intercambian sus papeles

Los calendarios de festividades los hace cada estado, cada nación y cada pueblo, en función de unas tradiciones más o menos asentadas. Generalmente, se establecen en base a dos criterios: las que provienen de preceptos religiosos y las que se han adquirido a lo largo de la historia colectiva fundamentalmente a raíz de contiendas bélicas. En nuestro país, en el norte, las festividades están más ligadas a guerras y acontecimientos políticos, mientras que en el sur se conmemoran casi en exclusiva santos, mártires, vírgenes y demás personajes del universo católico.

El 15 de agosto, sin embargo, es fiesta oficial en el conjunto de Euskal Herria. Es una de esas festividades que provienen de la imposición de la cultura y filosofía judeo-cristianas. Y aunque ello choca con las tradiciones y formas de vida mayoritarias en la actualidad, como ocurre con otras muchas del calendario católico, no llegamos a cuestionarla más que de forma genérica y teórica.

Además, es una de esas fechas en las que los poderes político y religioso intercambian sus papeles, al menos en el sur de EH, donde los discursos de los obispos, al igual que los de los jueces de la Audiencia Nacional, tienen dimensión mediática: los representantes de las instituciones acuden oficialmente a la iglesia para que el obispo de turno hable de política en los altares.

En una jornada así es inevitable que alguien con la incontinencia verbal y la chulería de Munilla suelte su discurso. Está en su casa, tiene a los representantes institucionales otorgándole el derecho, y es un bocas. Tampoco importa lo que dijo (nueva boutade, esta vez comparando el derecho al aborto con el despido libre). Importa que su ideología, hoy, forma parte del Gobierno que criminaliza el aborto, precariza el empleo o cierra la frontera con criminales alambradas.

¿Para cuándo un calendario festivo que responda a los ritmos y necesidades de descanso de las sociedades modernas? Tal vez así nos libraríamos de discursitos y actos oficiales que cuestan dinero y no nos valen.

lendakari Urkullu y gobierno vasco en misa

Archivos de imagen relacionados

  • lendakari Urkullu y gobierno vasco en misa
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...