Cae una célula yihadista que ejercía tareas de «propaganda, captación y radicalización»

La Policía Nacional ha desarticulado este viernes una célula yihadista en distintas localidades catalanas y en las provincias de Ávila y Ciudad Real. El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, ha precisado que la misma tenía por cometido la «captación y la radicalización», aunque sin voluntad de cometer atentados terroristas, a diferencia de la interceptada el lunes en Ceuta.

Cosidó ha declinado entrar en muchos detalles sobre la operación desarrollada tras precisar que la operación «sigue en marcha», aunque sí ha explicado que una parte de la célula era de «propaganda, de terrorismo informativo, algo que Estado Islámico (DAESH), que opera en Siria e Irak, hace con enorme habilidad y que consiste en inculcar el terror en nuestras sociedades a través de esos vídeos que muestran una crueldad infinita».

La segunda tenía por cometido la «captación y radicalización» de posibles terroristas para ser enviados posteriormente a escenarios de conflictos, así como su puesta en contacto con elementos superiores de la organización para facilitarles su desplazamiento a dichos territorios.

OCHO DETENIDOS

«Era una célula con una clarísima vinculación con DAESH, pues de hecho estaba dirigida por un terrorista desde Siria», ha añadido Cosidó, quien ha declinado entrar en más profundidades respecto de las ocho personas detenidas en Cataluña, Ciudad Real y la localidad abulense de Cebreros.

Sí ha aprovechado para reiterar una vez más que la desarticulación de esta última célula demuestra la «eficacia» de la comunidad de inteligencia en España, en referencia a la lucha coordinada entre el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, pero también el «compromiso y liderazgo que España tiene contra esta amenaza común para toda Europa y la comunidad internacional».

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...