Cacerolada contra las detenciones por la protesta en la capilla de Somosaguas

Más de una docena de organizaciones convoca un «acto de desagravio contra la misa de desagravio» el viernes, al que acudirán Leo Bassi, Javier Krahe y los presidentes de Europa Laica Madrid y España

"¡Fuera capillas de la universidad!", "que viva la lucha de las mujeres", "libertad sin cargos para los compañeros de Somosaguas", han coreado a la una de la tarde al ritmo de cacerolas cerca de un centenar de alumnos concentrados en la entrada de la Facultad de Geografía e Historia de la Complutense. La protesta, bajo el lema Ni capillas ni agresiones, fue convocada por 12 colectivos estudiantiles, entre ellos los Colectivos de Jóvenes Comunistas de Madrid y la Asociación Universitaria Contrapoder, contra el arresto de cuatro alumnos el pasado viernes, acusados de haber participado en la protesta contra la capilla del campus de Somosaguas.

Además, la cacerolada iba "contra las capillas en las universidades públicas" –Madrid alberga el doble de capillas que todas las demás juntas– y las "agresiones de la extrema derecha". Por agresiones, se refieren a un suceso que ocurrió el pasado viernes 18 de marzo, horas después de la misa de desagravio celebrada en Somosaguas, cuando un grupo de jóvenes quitó un cartel anticapillas y, de paso, agredió presuntamente a varios alumnos y empujó a una vicedecana en la Facultad de Geografía.

Tras la cacerolada, se ha leído un manifiesto en el que se exigía la adopción de medidas "contra los agresores, se les investigue -el decanato de esta facultad ya abrió una investigación sobre los hechos- y expediente", así como "que se deje de victimizar y proteger a las capillas cuando son los estudiantes quienes han sido golpeados por los grupos ultracatólicos". Además, han pedido "la condena absoluta por parte de las autoridades académicas y un verdadero apoyo a los y las agredidas", así como "el cierre inmediato de las capillas", ya que lo consideran "el origen problemático de todos los acontecimientos sucedidos estas semanas". En la entrada de la facultad, varios carteles rezan consignas como "Menos capillas en la universidad y más Memoria Histórica en la Iglesia", "Democracia=Laicidad" o "En los lugares de todos, o los símbolos de todos, o mejor, ninguno".

Los organizadores de la protesta de hoy han convocado un acto el próximo viernes a las seis de la tarde en el paraninfo de la Biblioteca General de la Complutense, en la calle Noviciado, al que aseguran que acudirán, entre otros, al actor Leo Bassi y el cantautor Javier Krahe y los presidentes de Europa Laica Madrid y España. Será, según sus organizadores, un "acto de desagravio contra la misa de desagravio" del viernes pasado y en él exigirán que no haya oratorios en las universidades públicas. El rector de la Complutense, Carlos Berzosa, declaró en una entrevista con EL PAÍS que a su juicio "no debería haber capillas en las universidades públicas".

Las detenciones, "desmesuradas" según Berzosa

Carlos Berzosa ha contado, entrevistado en la cadena SER, que minutos después de conocer las detenciones de los cuatro los cuatro jóvenes por profanado una capilla de Somosaguas, intentó hablar con la delegada del Gobierno, Amparo Valcarce, para saber por qué la Policía practicó estos arrestos, que ha calificado de "desmesurados" y "que no hacían falta".

El rector de la Complutense ha asegurado que ha recibido "muchas presiones" para denunciar a los estudiantes, entre ellas la petición para que cierre la asociación Contrapoder. "Estoy recibiendo un acoso que no tiene sentido y no es grato. Es un desprecio a la autoridad académica y universitaria muy grande. Hay un acoso realmente tremendo hacia mí", ha agregado.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...