Cabrera asegura que los símbolos que puedan «agredir» en los lugares públicos «deben quitarse»

Pese a manifestar ayer que el Gobierno no va a intervenir en el conflicto sobre la retirada de símbolos religiosos en los centros públicos, la ministra de Educación, Mercedes Cabrera, ha asegurado en una entrevista en la Cadena Ser que es un problema que ya quedó "zanjado" con la Constitución, que define a España como un estado aconfesional. "En los lugares públicos, y los colegios lo son por excelencia, cualquier símbolo que pueda agredir o crear sensación de agresión a cualquiera de los que circulan por él debe quitarse de en medio", ha afirmado Cabrera.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...