Cabezón rehabilitará y dará uso al Monasterio de Santa María de Palazuelos

Se conviene con el único y exclusivo objeto de la reparación y rehabilitación de la iglesia.

Después de varios meses de negociación, el alcalde de Cabezón de Pisuerga, Víctor Coloma, y el vicario general de la Archidiócesis de Valladolid, Luis Argüello, firmaron ayer el contrato de cesión de la Iglesia del Monasterio de Santa María de Palazuelos a favor del Ayuntamiento de la localidad.
Un acuerdo por el que el Consistorio se encargará del uso y administración del edifico durante los próximos 25 años, y que se conviene con el único y exclusivo objeto de la reparación y rehabilitación de la iglesia.
Eso sí, también se contempla el uso para fines socio-culturales, con excepción de aquellas que «puedan atentar contra la dignidad y el respeto que se debe a un edificio antiguo de carácter religioso y, por extensión, a la fe y a la iglesia católica», tal y como consta en el documento.
Asimismo, el compromiso que adquiere el Ayuntamiento es «adecentar, arreglar y consolidar aquellos elementos arquitectónicos que requieran de una intervención urgente en el plazo de un año, a proseguir su rehabilitación en años sucesivos y mantener el edificio, haciéndose cargo de la inversión y gastos que todo conlleve».
Reserva de espacios
El acuerdo también recoge que cualquier obra deberá de contar con «autorización escrita del Arzobispado», así como que desde la institución eclesiástica se reservan el uso «puntual de los espacios de la Iglesia en el desarrollo de sus actividades propias, previa comunicación al Ayuntamiento de la localidad, siempre que se encuentre disponible y ello no conlleve dificultades insalvables».
Con el acuerdo, Cabezón de Pisuerga consigue una reivindicación por la que llevaba tiempo suspirando y que, como manifestó su primer edil, «hace que hoy –por ayer– sea un día muy feliz para todos».
Coloma recordó que «dada la importancia que tuvo en su día este monasterio, que fue cabeza de Cister, merece un esfuerzo para frenar su deterioro y mostrarlo a las generaciones actuales y futuras».
Para ello quiere contar con la colaboración de «vecinos, asociaciones y empresas que quieran participar en este proyecto». Por eso mantiene la idea de formar una fundación que se encargue de buscar formas de financiación para que el edificio alcance «la misma importancia que en sus años de máximo esplendor».
Conciertos y actividades
El representante del Arzobispado de Valladolid, Luis Argüello, recordó que por su parte ya hubo «intentos a través de las anteriores corporaciones municipales, tanto de Cabezón como de Corcos, en el deseo de asegurar que esta joya no se deteriorara más». Por eso, mostró su «satisfacción» y calificó el acuerdo de «importante» y señaló que más aún en «los tiempos actuales en los que es complicado realizar acciones de cualquier tipo».
En definitiva, el acuerdo se convierte en el inicio de un proyecto que, tanto el alcalde de Cabezón, como el de Corcos, Miguel Ángel Rosales, impulsaron el pasado mes de octubre de 2011 para con, la rehabilitación, usar esta joya histórica como un recinto en el que se celebren conciertos o actividades culturales de todo tipo. E incluso aprovechar la cercanía del futuro polígono industrial del Canal de Castilla para convertirlo en la sede central de sus oficinas.
El vicario general, Luis Argüello, y el alcalde de Cabezón firman el acuerdo. / F. I.

Archivos de imagen relacionados

  • Convenio Cabezon
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...