Buscan resolver conflicto en Nueva Jerusalén con reubicación de escuela laica

Los seguidores de la secta siguen impidiendo que se abra la escuela pública y laica en el pueblo

COMENTARIO: Resulta bochornoso ver cómo el fanatismo de estos seguidores de la virgen del rosario, después de haber quemado y destrozado la escuela pública y laica, siguen impidiendo que más de 200 alumnos sigan sin poder escolarizarse por no querer asistir a su escuela confesional. Y el gobierno acepta su pretensión de ubicar la escuela pública y laica en otro lugar costeando el transporte del alumnado. Un ejemplo más de hasta donde puede llegar el fundamentalismo religioso y el sometimiento del Estado a las creencias religiosas. ¡Y eso que hablamos de México, un Estado laico constitucionalmente! No puede sorprender el movimiento, México Laico, contra la modificación del artículo 24 de la Constitución.


El conflicto religioso que mantiene sin clases a más de 200 alumnos de preescolar, primaria y secundaria en la comunidad de Nueva Jerusalén, municipio de Turicato, Michoacán, podría concluir con la reubicación de la escuela laica a otro poblado ante la incapacidad del gobierno estatal de encontrar una salida negociada.

Jesús Reyna, secretario de Gobierno de Michoacán, reconoció que existe la posibilidad de reubicar en otro lugar la escuela “Vicente Guerrero”, demolida hace unas semanas por un grupo de fanáticos religiosos liderados por Martín de Tour.

“Hay tres alternativas diferentes para que los niños de la comunidad no se queden sin clases y las vamos a poner en marcha en cuanto veamos que no tenemos condiciones de hacerlo en la comunidad”, declaró.

Declinó señalar dónde sería reubicada la escuela que ofrecía desde preescolar hasta secundaria, cuyos alumnos cumplen hoy cuatro días sin clases.

Otra de las opciones en caso de que fracasen los acuerdos con los seguidores de Martín de Tours, según el subsecretario de Gobierno, Fernando Cano, es que los alumnos tomen clases en planteles de los poblados de Puruarán o La Injertada, en el municipio de Turicato, o que se habiliten aulas móviles.

“Una de las opciones es buscar un terreno donde se puedan ubicar aulas móviles que pudiesen servirle a la comunidad; otra opción es que tomen clases en la comunidad de Pururarán o en La Injertada y se les facilite el traslado en autobuses”, comentó el funcionario.

De hecho, reconoció que ya se habían enviado a la comunidad de La Nueva Jerusalén los muebles y aulas provisionales para que reiniciaran las clases pero los fanáticos religiosos lo impidieron.

“El mueble iba a llegar junto con todo el equipo, sin embargo, dada la presencia de estos grupos, allá en la entrada, y de la fricción que hubo, se suspendió el envío del mueble”, reconoció.

El subsecretario de Gobierno comentó que las opciones para reiniciar las clases el próximo lunes, fueron planteadas al grupo disidente durante una reunión en la Casa de Gobierno de Michoacán, el miércoles pasado por la tarde, donde se acordó que las reuniones sean más frecuentes.

El funcionario afirmó que si las familias de laicos aceptan la propuesta de gobierno, éste asumirá los costos de traslado de los niños.

“Son varias la opciones, precisamente el traslado en autobuses que se tendría especialmente para ellos, los niños. Se está pensando en escuelas de tiempo completo donde serían (proporcionados) los alimentos a los niños, y obviamente la seguridad que se mantendría ahí en la comunidad que se elija”, explicó.

Añadió que esta medida sería efectiva, en tanto se encuentra una solución definitiva al conflicto.

Cano afirmó que el grupo religioso no está haciendo su “santa voluntad”, y está apegado a los acuerdos que se tengan con el gobierno.

Insistió en que el objetivo del gobierno es encontrar una salida negociada entre ambas partes para garantizar la armonía en la comunidad y la seguridad de las familias.

Añadió que el objetivo es iniciar el curso escolar el próximo lunes, sin embargo reconoció que todo estará en función de si fructifican las pláticas con ambos grupos.

Para el secretario de Gobierno, Jesús Reyna, el problema que se vive en Nueva Jerusalén es tan complejo que puede ocasionar muertes.

“Realmente es un asunto bastante riesgoso. Yo digo que existe una posibilidad lamentablemente de que haya pérdidas, incluso de vidas, porque estamos en una confrontación.

“Yo he leído en los medios de comunicación de que hay invocaciones o mensajes de la virgen en que ellos creen (y versiones de pobladores donde advierten) que están dispuestos a todo”, alertó.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...