Burgos: Las bodas civiles ganan terreno a la Iglesia y ya son el 44% de los enlaces

La provincia de Burgos registró el año pasado más de 1.400 matrimonios, 761 de los cuales fueron religiosos y otros 624 se celebraron en juzgados o ayuntamientos ? Hace 14 años, solo eran el 14 por ciento del total

Los tiempos cambian y las tradiciones, aún más. Lo que hace unas décadas contraer matrimonio por la Iglesia era casi una norma para las parejas, en la actualidad es una opción que ha perdido adeptos y las bodas civiles casi igualan a las religiosas. La provincia registró el año pasado más de 1.400 matrimonios, de los que 761 se oficiaron según la religión católica y otros 624 fueron exclusivamente civil, sin que exista una celebración religiosa de por medio. Es decir, según los datos provisionales del Instituto Nacional de Estadística (INE), el 44% de los enlaces entre parejas en Burgos fueron en juzgados y ayuntamientos. Incluso cabe la posibilidad de que este porcentaje se incremente porque la recopilación de los datos no está cerrada. El resto, se celebraron por la Iglesia, como Dios manda, de blanco la novia y con traje o frac el novio.
La Iglesia pierde atractivo frente al matrimonio de lo civil. La tendencia es clara y, a la vista de los datos, imparable. Es algo generalizado en toda España, donde en 2009, el 54% de las bodas fueron civiles. En cuanto al primer semestre de 2010, aumentó hasta el 64% aunque tampoco es una cifra muy fiable puesto que la mayor parte de las bodas religiosas tienen lugar, precisamente, a partir de ese momento, meses que no están incluidos en esta estadística nacional.
Si cogemos los matrimonios de 2009, julio -con 210- fue el mes que registró mayor número de bodas en la provincia, seguido de agosto -188- y junio -172-. Le siguen por orden numérico, agosto, mayo y octubre. En enero, por citar un caso, hubo tan solo 27 celebraciones.
El número de enlaces se mantiene en la provincia, entre los 1.400 y los 1.500 al año. Hay que retrotraerse a la década de los 70 del siglo pasado para contabilizar más de 2.200 enlaces al año.
Lo que varía, y mucho, es la forma de celebración del matrimonio. En 1996, las bodas solamente civiles suponían el 14%. Quatorce años después, ese porcentaje roza el 50%. Los últimos datos oficiales y cerrados del INE, correspondientes al movimiento natural de la población, son los referidos a 2009 y los enlaces celebrados ante un juez o un concejal fueron el 48%. No en vano, de los 1.245 matrimonios que tuvieron lugar en la provincia de Burgos ese año, 644 se clebraron en una iglesia bajo un rito religioso y otros 598 fueron por ceremonia civil.
De estos datos se deduce que el índice de bodas canónigas sigue bajando mientras aumenta el matrimonio civil. En el año 2002, el porcentaje de enlaces civiles era en la provincia del 26%, por lo que es un fenómeno que ha ido a más, sobre todo, en los últimos años.
La tendencia es palpable no solo en la provincia sino también en la capital. De los 1.245 matrimonios celebrados en el año 2009 en todo el territorio, algo más de la mitad (654) tuvieron lugar en la ciudad de Burgos. Aquí, el porcentaje de bodas civiles fue del 42,9%.

245 en el Ayuntamiento

El Ayuntamiento de Burgos celebró en el año 2010 un total 245 bodas civiles, un número similar al de los últimos años. El pasado viernes, por la mañana, la concejal de Comercio, Pilar Martínez Ferrero, ofició tres enlaces de estas características en el Salón del Plenos. Las ceremonias de matrimonio civil pueden celebrarse todos los días del año, salvo los domingos y algún festivo, en la propia Casa Consistorial pero también en otros edificios municipales como el Palacio de Castilfalé, la Sala Capitular del Monasterio de San Juan y el Salón Rojo del Teatro Principal, aunque algunos de ellos tienen sus propios horarios. De lunes a viernes, por mañana, si la boda tiene lugar en el Salón de Plenos es gratuita porque no es necesario movilizar a más personal. En cambio, por la tarde y los sábados por la mañana, la tasa es de 176 euros, mientras que por la tarde asciende a 235 euros.
El más solicitado de la Corporación es el alcalde Juan Carlos Aparicio seguido del portavoz del equipo de Gobierno, Javier Lacalle. En cuanto a la oposición, los socialistas Luis Escribano y Ángel Olivares son los que más bodas ofician.
La explicación al aumento de las bodas civiles hay que buscarlo en la creciente secularización de la sociedad española, que recoge el último Barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). Un 73% de la población se considera católica, aunque solo el 14,5% va a misa al menos una vez por semana y otro 58% reconoce no ir casi nunca a la Iglesia. También, está detrás la situación de crisis económica puesto que muchos contrayentes no pueden permitirse sufragar una boda al uso.

Parejas de hecho

Otra figura muy en boga es la pareja de hecho. El Ayuntamiento de la capital ha inscrito desde el año 2005 más de 1.600 uniones no matrimoniales de personas de distinto o del mismo sexo. Un registro que permite a sus miembros ser beneficiarios de los servicios, en igualdad de condiciones con los contrayentes de las uniones matrimoniales.
En los años analizados, la práctica totalidad de los enlaces religiosos fue bajo el rito cristiano y tan solo hubo una celebración por otra confesión en pocos casos, entre uno y cinco. Incluso, algunos años, no hubo ninguno.
Nueve de las bodas oficiadas en el año 2009 fueron de parejas con personas del mismo sexo. Cuatro de ellas correspondieron a matrimonios entre varones y cinco entre mujeres. La misma distribución que en 2008 frente a las 14 de 2007 (cinco de hombres y ocho de mujeres). En 2005, hubo dos enlaces de estas características, ambos entre féminas.    

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...