Bund gegen Anpassung, La alianza contra el conformismo (Alemania)

II Encuentro por la Laicidad en España. Barcelona 2002

Algunas palabras para darnos a conocer

Cuando el movimiento de los estudiantes en muchos países occidentales despertó hace más de treinta años esperanzas de libertad – en aquellos tiempos en los que un busto de Franco voló por una de las ventanas de la Universidad de Barcelona e incluso cuando su dictadura se tambaleó a consecuencia de valientes protestas estudiantiles–, algunos de los activistas más jóvenes (muy pocos) del movimiento estudiantil alemán fundaron a principios de los años setenta la actual alianza contra el conformismo. Como organización de izquierdas consideramos –de acuerdo a la frase de Marx de que la crítica de la religión representa el principio de toda crítica– el sembrar claridad sobre la religión y la lucha contra ella como una de nuestras principales tareas.

Fundamentalmente existen dos caminos metódicos para alcanzar a comprender el fenómeno de la religión. El primero es el análisis histórico que estudia las condiciones de formación y el desarrollo de ideas religiosas, sus portadores sociales y las acciones de éstos bajo las condiciones concretas que reinen en ese momento. El segundo método consta en estudiar la religión como un sistema de más o menos coherentes declaraciones, siempre falsas en su núcleo, y de cuestionar su funcionamiento. La condición más fundamental de cualquier religiosidad es el «sacrificium intelectus», el sacrificio de la razón, el creer en contenidos religiosos a pesar –o precisamente por– su evidente absurdidad (así dice el escritor eclesiástico Tertulián). Estas centrales y candentes partes de la crítica de la religión forman el punto esencial de nuestras actividades en la tradición de la crítica hereje de dogmas y la aclaración basada en reconocimientos científicos: qué la razón lleve la última palabra.

En esta crítica y en el combate contra la religión hemos buscado y buscamos constantemente la cooperación con todos los ateos y enemigos de la Iglesia de todo el mundo, sin tener en cuenta su opinión sobre nuestras demás metas ni las que ellos por su parte persigan –ya que la satisfacción de provocar por esta vía desavenencias o discordia entre sus enemigos, nunca se la hemos querido dar a la Iglesia. Las razones más fundamentales del porqué de esta irrenunciable alianza de todos los no–creyentes y enemigos de la religión del mundo entero se encuentran plasmadas en el ensayo «Wozu ein Atheistenbund» (Para qué una asociación de ateos), de Fritz Erik Hoevels que ha sido traducido al español y al catalán por nuestros amigos de Ateus de Catalunya (en Internet bajo: www.ateus.org [noticias y artículos, boletín de informaciones núm. 7, noviembre 2001]).

Especialmente conocidas y con éxito entre nuestras entretanto numerosas conferencias en público sobre el tema, nuestras campañas en pro de salirse de la Iglesia, actos placativos en los congresos de la Iglesia de acciones en contra, etc., fueron las «Semanas anticlericales» que dimos en Friburgo (donde entonces estabamos representados en el Parlamento de la ciudad) a principios de los ochenta, a las cuales invitamos a célebres críticos de la Iglesia y a escritores como Karlheinz Deschner o Hans Wollschläger. Por ese motivo la Iglesia intentó por primera vez en aquél entonces destruirnos con su «brazo seglar», la justicia y la policía: todas nuestras pancartas de las conferencias fueron descolgadas y confiscadas por la policía y, a consecuencia de la caricatura pintada en ellas, entretanto conocida mundialmente (véase la casilla), varios de nuestros compañeros fueron acusados según el párrafo medieval de blasfemar contra Dios (§166 del código penal alemán), que aún hoy en día amenaza en Alemania castigar la crítica contra la religión con hasta tres años de cárcel. Los medios de comunicación silenciaron férreamente esta persecución de ateos, evidentemente controlada de manera central, que se extendió a toda la Alemania occidental y que a nosotros nos dio motivo para fundar nuestra revista KETZERBRIEFE (Cartas Heréticas), informando así al público sobre los juicios por blasfemia contra Dios, y que hoy se ha convertido en una «botella con mensaje para ideas no–conformistas» (así su subtítulo) también en otros muchos temas. Lo que finalmente resultó decisivo fue la solidaridad por parte de los ateos y organizaciones de librepensadores y el público demócrata en el extranjero: las cartas de protesta de todo el mundo al Gobierno alemán y la Justicia no cesaron y todos nuestros compañeros tuvieron que todos nuestros compañeros tuvieron que ser absueltos después de muchos años de dispendiosa y costosa lucha.

Nos alegramos particularmente de que nuestra editorial cooperadora, AHRIMAN–Verlag (informaciones y programa de edición en internet bajo: www.ahriman.com) pueda presentar ahora por primera vez dos libros en español que proporcionan conocimientos centrales acerca de la historia y del carácter de la religión. Seguramente ningún otro libro sobre historia de la religión y en especial sobre la Inquisición facilita en tan pocas páginas la comprensión de la mecánica de los procesos, lo fundamental del transcurso histórico, el funcionamiento de los aparatos de terror sustentados por el poder con tanta claridad como la, entretanto, obra clásica «Brujas – Herejes – Inquisidores. Historia de la Inquisición en Europa y Latinoamérica» del historiador ruso I.R. Grigulevic (Edición Ahriman N° 1). Por el contrario, la solución del enigma de por qué se le da crédito a las fantasías religiosas, evidentemente de contenido infantil, se la agradece la humanidad al fundador del psicoanálisis, Sigmund Freud. De esta clave procurada por Freud se sirve el psicoanalista de Friburgo F. E. Hoevels en su obra, traducida entretanto a varios idiomas mundiales, «Religión. Delirio colectivo – Ensayos recopilados sobre el psicoanálisis de la religión» (Edición Ahriman N°2), para, de fascinante manera, tratar un ramo tras el otro de la religión, tanto los centrales como en apariencia los marginales, y dar a comprender con claridad y sin reservas su misterioso contenido.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...