Bronca interna en la Iglesia por la audiencia del Papa al “ateo” y “anticlerical” Pablo Iglesias

El acercamiento de Podemos al Papa y todas las reuniones en privado que sus dirigentes han mantenido con estrechos colaboradores de Francisco, contadas en exclusiva por OKDIARIO, han suscitado un división en la Iglesia española. Sectores católicos advierten de que las políticas que propone Podemos “son contrarias” a las que ellos mismos como comunidad defienden y alertan del “peligro” que supondría si comenzaran a aceptarse dichos principios, contrarios a lo que ellos mismos predican.

“Carmena dijo en una entrevista en televisión que el aborto forma parte de una manera de entender a las mujeres al decidir cuál es la descendencia que tienen. Esto es una desfachatez. Algo que no se debe dejar pasar”, señalan fuentes del ámbito católico descontento con estos contactos.

Sorondo
El obispo Sorondo merendando con Carmena

Desde este sector ya han avisado a varios obispos de estos extremos ofreciéndoles un documento con todas las medidas que ha presentado Podemos en sus programas electorales, desde las pasadas elecciones europeas, y que contradicen la doctrina católica. Consideran que es “algo que arruinaría nuestros pilares y principios”, indican a este medio. Asimismo, destacan que la “buena sintonía” que el arzobispo de la diócesis de Madrid, Carlos Osoro, mantiene con Manuela Carmena y la del arzobispo de Barcelona, Juan José Omellá, con su homóloga Ada Colau podrían enfrentar a un sector de la Iglesia contrario a estos acercamientos.

El Concordato y la casilla de la Iglesia en la renta

La formación del “ateo” Pablo Iglesias se radicalizó en sus posturas hacia la Iglesia católica, tal y como demuestra, el borrador del programa electoral de las pasadas elecciones del 20D, donde plasmaron medidas que respondían a “las viejas reivindicaciones del anticlericalismo radical”, según las mismas fuentes. “Menos mal que desecharon muchas propuestas porque quisieron guardar la compostura en campaña”, señalan. Pero en realidad algunas, a día de hoy, siguen presentes en el programa electoral del 26J.

Una de estas propuestas es la anulación del Concordato con la Santa Sede que España firmó en 1953, completado con los acuerdos posteriores de los años 1976 y 1979. “Esta medida supondría la eliminación de las capellanías y servicios religiosos en instituciones públicas como hospitales o cárceles y permitiría que el inventario de los bienes inmatriculados por la Iglesia pasasen al Estado”, advierten.

Además, Podemos sigue reivindicando que es necesario suprimir la opción de los ciudadanos para adjudicar el 0,7% de su cuota del IRPF al sostenimiento de las labores de la Iglesia católica, es decir, acabar con la posibilidad de marcar la X en la casilla de la Iglesia en la declaración de la renta. Una medida, recuerdan, que también el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha apoyado bajo las palabras: “La Iglesia debe autofinanciarse”.

Pagar el IBI y eliminar las fiestas religiosas

Pero no termina ahí el desafío ideológico podemita a la Iglesia católica. Otra de las reivindicaciones, escuchada a Pablo Iglesias este mismo lunes en un desayuno organizado por Nueva Economía Fórum, es la de que la Iglesia católica pague el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) del que está exenta, al igual que otras asociaciones de utilidad pública como fundaciones y ONGs. Desde este sector disconforme explican que “no se dan cuenta de que otras entidades sin ánimo de lucro y amigas de Podemos tampoco pagan IBI y a ésas se las permite”.

Pero lo que más molesta entre los católicos es que la alcaldesa de Madrid y los llamados ‘alcaldes del cambio’ hayan restringido las celebraciones religiosas. “Lo llevaban en el programa y lo están cumpliendo”, señalan. La formación morada sigue proponiendo suprimir las celebraciones religiosas en los actos oficiales y la presencia pública de autoridades en los actos confesionales. Algunos concejales ya han denunciado que no se les ha permitido acudir a actos religiosos de fiestas patronales en su calidad de cargos públicos en cuanto se han incluido como fiestas religiosas en el programa del consistorio.

“Sacar a Dios de las aulas”

Este lunes, Iglesias también reivindicó que se debía de sacar la catequesis de los colegios porque “en un Estado moderno y democrático no se puede seguir impartiendo en los colegios”.

A esta propuesta ya se sumó el PSOE de Pedro Sánchez, añadiendo que, incluso, se debía de suprimir la clase de Religión. Tanto el socialista como el podemita apuestas por “una escuela pública totalmente laica”. La medida también afectaría a los colegios concertados, en los que Iglesias incluso llega más allá, pues quiere limitarlos y retirar la financiación pública de “los centros con ideario”, como él mismo señaló.

Errejón
El ‘número dos’ de Unidos Podemos, Íñigo Errejón, sostiene una encíclica del Papa que le regaló Gustavo Vera, estrecho colaborador del Pontífice.

Y por último, entre las grandes medidas señaladas por este sector de la católico como lesivas para la Iglesia destaca la propuesta de derogación de los artículos del Código Penal que tipifican los delitos por la ofensa a sentimientos religiosos. “Es un claro guiño a la portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre”, destacan, quien fue condenada por asaltar desnuda la capilla de la Universidad Complutense gritando “Arderéis como en el 36″. Podemos plantea cambiar la actual Ley de Libertad Religiosa por una nueva llamada ‘Ley de Libertad de Conciencia’ que aseguraría la protección de las creencias de todos los españoles, según la formación morada.

Por último, dicho sector también ha advertido a los obispos de los acercamientos del líder de Podemos con la asociación Europa Laica, quienes pidieron al líder del partido morado su colaboración para que la Iglesia devolviese los inmuebles públicos que ellos consideran que se ha apropiado a través de las inmatriculaciones, que datan de la ley hipotecaria franquista de 1946.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...