«Botifarrada» laica

Un grupo de reusenses organizó ayer un almuerzo popular contra la tradición católica de no comer carne y para reivindicar el laicismo. Esta práctica en la ciudad viene de los años de la Segunda República

Botifarra blanca o negra, pan y vino. Éste fue el almuerzo popular de Viernes Santo organizado por grupo de reusenses que quería visualizar públicamente su contrariedad a no comer carne. Lejos de ser una provocación, los comensales –en una ambiente relajado y participativo– buscaban con este acto dar voz a la sociedad laica a través de un mensaje reivindicativo. «No queremos ir en contra de las creencias religiosas de nadie porque todas son libres y respetables», explicaba Xavier Alagarda de Reus Laica, la organizadora de la sexta edición de la Botifarrada de Setmana Santa.   

«Es un acto lúdico y cultural para la gente que no siente el fervor religioso que se impone durante estos días», reflexionaba Xavier Juanpere, unas palabras que compartía toda la gente reunida alrededor de la plaza situada frente al antiguo hospital. Así también se manifestaba Carme Ortiz, que ha asistido a todas las ediciones anteriores, para quien el almuerzo no era una provocación porque se celebraba alejado de las procesiones. Ella misma también quiso matizar que el ágape estaba costeado por Reus Laica «a diferencia de otros actos de Semana Santa que los pagamos todos».

Otro de los puntos en los que coincidían los presentes era a la hora de poner en entredicho el comportamiento de las organizaciones eclesiásticas y, sobre todo, la jerarquía religiosa por su «decisión de lidiar en temas sociales», destacaba Alagarda.   Para él, la puesta en escena de la iglesia intentando controlar el comportamiento de la gente disgusta a muchos y confunde a muchos otros.

Costillas en la república

Por sorprendente o novedoso que pueda parecer la Botifarrada de Setmana Santa, la realidad es que su celebración se remonta años atrás. A pesar de que no existen pruebas históricas, según los recuerdos de varios ciudadanos la práctica de saltarse el precepto religioso de sólo comer pescado se remonta a la época de la Segunda República. Años antes de que estallara la Guerra Civil, las referencias populares hablan de que un grupo de reusenses de raíces anticlericales se reunía para comer carne. Al parecer comían costillas de cordero en lugar de botifarra y se encontraban en un lugar cercano al antiguo hospital, si bien algunos señalan que se llevaba a cabo frente a la iglesia de la Puríssima Sang. Esta ubicación habría causado malestar en una buena parte de la ciudadanía. Ya en la actualidad, los miembros de Reus Laica sólo recordaban un año que hubieran tenido algún problema con los permisos por parte del ayuntamiento.

Sobre las 12 del mediodía fue cuando se concentró más gente, no se llegó al centenar de comensales, para degustar la botifarra y charlar con los presentes. También los había que observaban alguno de los libros que estaban expuestos gracias a Ateus de Catalunya con títulos como  Difonem el pensament ateu, Ateísmo y religiosidad o Elogio del Ateísmo y otros.

botifarrada laica Reus 2013

Archivos de imagen relacionados

  • botifarrada laica Reus 2013
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...