Bono: «En un Estado de Derecho el sentimiento religioso es lo menos importante»

El presidente del Congreso afirma que la Constitución le obliga a tramitar la iniciativa de IU de reprobar al Papa

El presidente del Congreso de los Diputados, José Bono, no alberga ninguna duda: la ley está por encima de todo, incluso de las propias creencias personales, y, sobre todo, está para cumplirse. Bono ha salido así al paso de los furibundos ataques del PP contra la tramitación de la reprobación al Papa planteada por IU.

Bono ha afirmado este martes que "constitucionalmente" había que dar paso a la iniciativa firmada por IU-ICV contra el Papa Benedicto XVI, "sea cual sea la valoración que tengamos que hacer de ella".

Así lo ha indicado Bono en declaraciones a los medios de comunicación en Zaragoza, al ser preguntado acerca de la tramitación por la Cámara Baja de una propuesta de IU-ICV para que se emita una queja formal por las declaraciones de Benedicto XVI en África sobre el uso del preservativo.

Aplicar las normas

En un Estado de derecho, "aplicamos las normas, tratamos de hacerlo acertando y, cuando tenemos dudas, pedimos criterio, y en este caso pedimos criterio y nos dijeron que debíamos dar paso" a la iniciativa, ha explicado Bono, quien ha agregado que, "sea cual sea la valoración que tengamos que hacer de ella, constitucionalmente había que darle paso".

El presidente ha comparado la función de la mesa del Congreso con la de un guardia de tráfico urbano, "que aplica las reglas de tráfico para que haya orden en la ciudad" y lo que hace es "dar paso o no dar paso, dependiendo de normas de seguridad", "con independencia de que le gusten el conductor, el color del vehículo que lleva o cómo adquirió su carné de conducir".

"La Mesa del Congreso hace igual", ha explicado Bono, aunque ha precisado que todos los escritos que le llegan deben pasar por unas normas de seguridad que, "en el caso del Congreso, son la Constitución y las leyes", y, además, si algún día existen dudas sobre qué hay que hacer en aplicación de la Ley, hay unos asesores, los letrados, que dan una opinión", ha agregado.

"Lo que hicimos es lo que tratamos de hacer siempre, aplicar la ley, porque en un Estado de derecho lo menos importante es mi sentimiento religioso", ha subrayado Bono, para quien "lo verdaderamente trascendente es el imperio de la Ley, todo lo demás es accesorio".

 Para el PP es un "disparate" y una "desfachatez"

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha calificado el debate de "disparate y despropósito" e insistió en que su partido votará en contra de la iniciativa.

"A la dirección nacional del PP le parece un disparate y un despropósito que el congreso de los Diputados se ponga o trate de hacer reprobaciones sobre el Papa e, incluso le diría, sobre cualquier otro líder religioso", explicó De Cospedal preguntada por este asunto en la rueda de prensa posterior al comité de dirección de hoy del PP.

La dirigente 'popular' añadió que a juicio de su partido "el Congreso no está para eso". "Ya hemos anunciado que vamos a votar en contra y así lo vamos a mantener", zanjó.

Mientras, el cabeza de lista del PP para las elecciones europeas, Jaime Mayor Oreja, considera que es "una forma de hacer el ridículo", una muestra de "desfachatez" y algo "absurdo y pintoresco".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...