Bodas andinas violan la libertad de culto

El Gobierno vulnera el derecho al libre culto que garantiza la Constitución Política del Estado (CPE) al imponer como requisito el matrimonio andino o indígena para ser autoridad originaria, según el ex vicepresidente del Estado Víctor Hugo Cárdenas, quien  además dijo que el Gobierno está discriminando a las otras religiones e Iglesias al dar preferencia y auspiciar a la creencia aymara y quechua.

El martes pasado, cuatro autoridades originarias se casaron por el matrimonio andino en Orinoca (Oruro) con la presencia del vicepresidente del Estado, Álvaro García Linera, en representación del presidente Evo Morales, quien fue nombrado padrino de la boda pero por su estado de salud no asistió.

El pasado sábado en Chapare, el viceministro de Descolonización, Félix Cárdenas, dijo que con el auspicio del Gobierno se prepara para el próximo 21 de marzo de 2011 la celebración de más de 400 bodas andinas simultáneas en las ruinas de Tiwanaku. Aclaró que a partir de este acontecimiento el matrimonio andino será un requisito para quienes quieran ser autoridades indígenas.

Víctor Hugo Cárdenas dijo que las celebraciones andinas siempre existieron, por lo que no sería novedoso, pero que el Gobierno estaría utilizando estas tradiciones para ser calificado como “un Gobierno originario” e “intenta manipular eso con fines político-partidarios y como un instrumento de hostilidad hacia la Iglesia Católica y de paso hacia la Iglesia Evangélica”.

Dijo que se estaría vulnerando la CPE porque la normativa dice que el Estado es laico y no debería favorecer a ninguna religión, pero que en la práctica las autoridades gubernamentales “están promocionando una religión en particular. Ésa es una infracción a la Constitución”. Aseguró también que representa una actitud discriminatoria al condicionar que para ejercer algún cargo “originario” se debe tener una celebración en determinada religión.

En tanto, el vicario judicial del Arzobispado de Cochabamba, Miguel Manzanera, dijo sentirse sorprendido al ver que el Gobierno “esté patrocinando este tipo de eventos. Si se reconoce como Estado independiente de la religión y a veces han dicho laico (…), da la impresión de que quiere dar una preferencia marcada a lo que sería el culto a la Pachamama o a otro tipo de ritos”.

El poner requisitos para ser autoridad originaria es “exagerado”, dijo Manzanera, por lo que el Gobierno debería respetar a las otras religiones o Iglesias y tratar a todos por igual. “De hecho el presidente Morales con su toma de posesión en Tiwanaku ya mostró como él tiene su preferencia. Incluso lo designaron como guía espiritual de las religiones o de los pueblos indígenas. En ese sentido no cumple lo que dice la Constitución”, dijo.

Estado teocéntrico
A pesar de que la Constitución Política del Estado habla de una Bolivia laica, las acciones de las autoridades del Gobierno y del mismo presidente Evo Morales estarían promoviendo un “Estado teocéntrico”, dijo Víctor Hugo Cárdenas, por lo que el Gobierno considera a la Iglesia Católica como “colonialista y como ellos son partidarios de la descolonización, tienen que atacar y destruir a la Iglesia Católica”.

Cárdenas dijo que el Gobierno sólo aparenta ser “indígena” pero sólo “manipula” a las personas, sobre todo al público extranjero que no conoce de los procedimientos verdaderos de los rituales andinos. Aseguró que los rituales andinos en los que participó el Presidente, en lugar de dar una ofrenda a los dioses, “han sido una burla a los dioses por la distorción”

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...