Berlusconi fija la educación cívica en todos los cursos

Ciudadanía y Constitución. Ese será el nombre de la nueva asignatura en Italia, en realidad una variante de la Educación Cívica instaurada por el Gobierno de Aldo Moro en 1958, que el Ejecutivo de Silvio Berlusconi va a introducir en prueba

La asignatura ocupará una hora semanal durante los 13 cursos de educación obligatoria, será impartida por los profesores de Historia y tendrá valoración específica en las notas. Incluirá, además del aprendizaje de la Constitución, materias como educación medioambiental, de la salud y de seguridad vial.

La idea de la ministra de Educación, Mariastella Gelmini, es poner al alcance de los alumnos la Constitución y sus valores para crear ciudadanos responsables. "Pensamos que la escuela -ha explicado Gelmini- debe colocar en el centro a las personas, y ayudar a los alumnos a ser ciudadanos conscientes de sus derechos y deberes. Educación cívica, por tanto, como educación para la ciudadanía".

El espíritu de la asignatura parece aproximarse bastante al que inspira la Educación para la Ciudadanía propuesta por el Gobierno socialista español y que ha levantado las iras de la Conferencia Episcopal. Curiosamente, aunque en Italia la Iglesia es de largo la institución más crítica hacia la política populista de Berlusconi, de momento nadie ha expresado la menor queja.

Hace dos años, durante el primer acto de su mandato, el presidente de la República, Giorgio Napolitano, regaló a los alumnos de un colegio romano un ejemplar de la Constitución adaptado para niños, y les animó a leerlo con atención: "Espero que os apasione. Dice cómo es, y sobre todo cómo debería ser Italia".

Europa y familia

La materia se basará en la Educación cívica que incorporó a los programas el Gobierno de la Democracia Cristiana presidido por Aldo Moro en 1958. La asignatura incluía conocimiento básico de la Constitución, rudimentos de legislación laboral, estructura de la escuela, educación vial y de seguridad, educación medioambiental, Europa, organizaciones internacionales; familia y entes locales. Con los años, se sumaron educación para la integración e interculturalidad.

En su declarado intento por dar "orden y claridad" a la escuela, la ministra Gelmini recuperará la figura del maestro único en primaria.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...